Beirut. Tanques sirios atacaron este martes la ciudad central de Hama y morteros cayeron sobre partes de Homs, dijeron activistas de la oposición, en el día en que el presidente Bashar al-Assad había accedió a detener el uso de armas pesadas y retirar a sus fuerzas desde zonas urbanas.

Los activistas dijeron que aún había tanques presentes en ambas ciudades.

"La artillería me despertó esta mañana a las 8.30 y ahora puedo escuchar un proyectil cada 10 minutos, aproximadamente", dijo Waleed Fares, describiendo lo que dijo era ataque de morteros contra vecindarios en el centro y este de Homs, el centro de un alzamiento que se ha prolongado por 13 meses.

En Hama, Manhal Abu Bakr reportó haber oído ataques de artillería durante la noche y dijo que aún hay tanques patrullando en la ciudad.

"A las 2.00 a.m. escuchamos caer dos proyectiles y el sonido de tanques moviéndose por las calles", afirmó.

"No hay disparos de armas ahora. Ellos nos atacan durante la noche para que sea difícil de grabar", dijo a través de Skype. Un video de internet, que Abu Bakr dijo que fue grabado durante la noche, mostró explosiones en un distrito urbanizado.

El Observatorio Sirio para Derechos Humanos dijo que la mayoría de las ciudades estaban relativamente tranquilas el martes, después de las matanzas de los días recientes, pero no reportó señales claras de un retiro de tropas.

No hubo reportes inmediatos de acciones de combatientes del Ejército Libre Sirio, cuyos comandantes han dicho que ordenarán un cese del fuego sólo si están satisfechos con el retiro efectivo de las fuerzas de Assad y la detención de las ofensivas.

El Observatorio dijo que hubo un bombardeo nocturno en el pueblo de Mara, en la norteña provincia siria de Aleppo.

En Douma, un suburbio de la capital Damasco, un activista dijo que aún había tanques en los límites del poblado en la mañana del martes.

Residentes de la sureña ciudad de Deraa, donde la revuelta popular contra Assad comenzó en marzo del 2011, reportaron disparos esporádicos.

"Las fuerzas de seguridad están en todas partes y sientes que se han vuelto a desplegar en ubicaciones claves", dijo Nayef Hassan, un ingeniero.

Las fuerzas de seguridad y el Ejército siguen en Deraa, dijo un activista que se identificó como Abu Firas, y aún hay puestos de seguridad que separan a los distritos de la vieja ciudad.