Luis Lacalle Pou comunicará este jueves, a las 19 horas, el lanzamiento de su campaña rumbo al balotaje del 30 de noviembre, donde deberá revertir un resultado totalmente favorable a su rival Tabaré Vázquez para llegar a ser presidente.

Los blancos se reunieron en el comando el lunes y evaluaron los resultados de la elección del domingo. Si bien constataron un crecimiento de casi 50 mil votos del Partido Nacional, admitieron que la cosecha fue menor a las expectativas generadas. Como si fuera poco, los colorados –sus aliados naturales para la segunda vuelta– se desplomaron y el Frente Amplio votó de forma idéntica que en 2009. El panorama que dejó la elección nacional fue muy desfavorable para los nacionalistas, y recuerda al escenario que tuvo Luis Alberto Lacalle Herrera en 2009, cuando perdió por amplio margen con José Mujica en segunda vuelta.

Sin embargo, esta vez la carrera tiene un matiz. El Frente Amplio aseguró la mayoría en la Cámara de Representantes con 50 de los 99 diputados. Pero en el Senado están definidos 15 a su favor, y los otros 15 se los reparten entre blancos, colorados y el Partido Independiente. La mayoría, en ese caso, estará dada para quien gane la elección y coloque al vicepresidente. Si es el Frente Amplio, la entrada de Raúl Sendic quebrará a favor del FA con 16 de 31. Si ganan los blancos, Jorge Larrañaga puede alinear a los 15 no frenteamplistas para construir una mayoría. En esa hipótesis de victoria, Lacalle Pou como presidente tendría en sus manos al Senado, aunque no a Diputados.

Según dijeron a El Observador fuentes del Partido Nacional, esa línea de razonamiento será integrada en el mes de campaña que tienen por delante hasta el día del balotaje.

Algunos dirigentes principales de Lacalle Pou salieron este martes a divulgar ese concepto.

“El FA no tiene mayoría legislativa en el Senado y quien define la mayoría es el vice. El debate que tenemos es si es bueno que el país sea monocolor”, dijo el senador electo Javier García en entrevista con El Observador TV. A su juicio, la hipótesis de un gobierno blanco con mayoría en una cámara y minoría en otra obliga al diálogo y evita, por ejemplo, que se voten leyes inconstitucionales o se eluda la opinión de todos los partidos. García puso el ejemplo de Estados Unidos, donde el presidente Barack Obama tiene mayoría en una cámara y en la otra debe conseguir votos para sacar las leyes.

En el mismo sentido, se expresó este martes el diputado Álvaro Delgado en radio El Espectador. “Aparentemente el FA ganó la mayoría en Diputados y en el Senado no la tiene; solo la obtendrá si gana”, por lo que “la victoria de Luis Lacalle Pou es la garantía de diálogo y negociación”, dijo.

En tanto, el diputado herrerista José Carlos Cardoso dijo a El Observador que se debilita al Parlamento si se deja “dominar” por el Poder Ejecutivo.

Este miércoles se reúne el llamado comando técnico de la fórmula blanca, que integran publicistas y colaboradores en distintas áreas. Entre otras cosas, resolverán qué responder a la invitación del Partido Colorado para que Lacalle Pou visite su sede.

En las próximas horas, los blancos pondrán al aire en televisión abierta un spot de campaña titulado “el abrazo”, donde se ve a personas abrazándose en distintos puntos del país, como en una cadena humana. El eslogan para noviembre será “Uruguay unido por la positiva”, que fue mostrado en carteles el domingo pasado.

En el comando del lunes, por otra parte, se valoró la actitud de Pedro Bordaberry de transmitir personalmente el apoyo a los blancos y comprometer su trabajo para la campaña, algo que no había ocurrido en 2009