Caracas. Diputados electos de la oposición venezolana temen que el presidente Hugo Chávez acelere su agenda socialista para aprobar leyes en los cuatro meses que le quedan de dominio del parlamento, dijo el lunes uno de los futuros legisladores.

Pese a que el oficialismo obtuvo la mayoría de los escaños de la unicameral Asamblea Nacional, la oposición se considera ganadora de la elección del domingo, pues evitó que Chávez alcanzara su meta de conservar los dos tercios del legislativo que son necesarios para aprobar las leyes de mayor alcance.

"Lo democrático sería que la Asamblea actual reconozca que hay una nueva realidad en el país y que no nos encontremos la sorpresa de que, a toda velocidad, aproveche y apruebe leyes de contrabando", dijo el diputado electo Julio Borges, coordinador del partido opositor Primero Justicia, en una entrevista con Reuters.

El legislativo ha permanecido en manos del oficialismo los últimos cinco años, porque sus adversarios se retiraron de la elección anterior denunciando parcialidad del CNE.

Y esta elección, que debía hacerse en diciembre, otorgó a Chávez varios meses de maniobra en los que podría aprobar un paquete de leyes comunales que transfieren competencias y presupuesto de alcaldes y gobernadores a asambleas de ciudadanos que están bajo control del Ejecutivo.

"Lo lógico, lo civilizado, lo democrático, lo decente es que nos pongamos en una mesa a ver cuál podría ser una agenda legislativa común para que el país sienta que hay un aprendizaje, un entendimiento y que estamos transitando un camino mejor, señaló Borges.

El oficialismo tomó ventaja en las elecciones con una ley que permitió la sobre representación del voto rural que suele favorecerle. Pero la votación de ambos bandos quedó muy cercana, lo que según la oposición resta legitimidad a la Asamblea actual.

Pero aunque se acordara una transición, la Constitución establece que los diputados sólo pueden asumir el 5 de enero.

Extraña victoria. Analistas han especulado por meses que Chávez pudiera traspasar el poder Legislativo a otras instancias bajo su control. De hecho, las leyes comunales en agenda prevén la creación de parlamentos comunitarios.

El triunfo de la oposición está en la posibilidad de bloquear las leyes orgánicas, que son las que regulan los derechos y enmarcan otras normativas. Pero como el Gobierno conserva el poder para redactar textos ordinarios, Chávez desestimó esta interpretación.

"Dicen los escuálidos (oposición) que ganaron. Bueno, sigan 'ganando' así", escribió Chávez en su cuenta de Twitter @chavezcandanga.

Pero opositores dicen que el avance les llena de satisfacción porque enfrentaron una lucha épica.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD), coalición de más de 30 partidos opositores, se atribuía la preferencia del voto general antes de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) emitiera resultados definitivos al respecto.

"Primero la épica de la unidad, que se logró. Luego la épica de poder hacer campaña juntos y la de enfrentar un Gobierno que no tiene límites en el uso de la televisión, el petróleo, los tribunales", agregó Borges.

El diputado afirmó que el resultado es un mensaje de rechazo al "socialismo bolivariano".

"Le diría al presidente Chávez que entienda que un país no se puede manejar por las malas, obligado, bajo una visión única, un pensamiento único, una línea única. Que sepa leer a ese pueblo", dijo.

La nación socia de la OPEP, que ha tenido más de una docena de elecciones desde que Chávez llegó a la presidencia en 1999, irá en el 2012 a unos nuevos comicios presidenciales en los que ya el mandatario anunció que participará.

Su popularidad se ha visto malograda por una profunda crisis económica, una creciente criminalidad y deficiencia en los servicios públicos.

"Chávez no es el titán que está por encima de todos los liderazgos. No es el líder con más prestigio en el país porque se ha dedicado simplemente a vender un proyecto que no existe (...) y lo importante es que nosotros podamos convertir esta mayoría nueva que tenemos en una alternativa, porque liderazgos hay", puntualizó.