Caracas. Unidad y la mayor participación de parte de los contradictores del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, solicitó el electo diputado opositor de ese país Enrique Mendoza.

El dirigente precisó que la manifestación programada para el próximo 5 de enero es la oportunidad propicia para que el país le demuestre al gobierno su decisión de defender las instituciones y la Constitución.

“Los diputados de la Mesa de la Unidad Democrática llegaremos a la Asamblea Nacional con la gente, con los ciudadanos que votaron por nosotros el pasado 26 de septiembre y que nos hicieron sus representantes, por eso los invitamos”, sostuvo.

Se trata de una concentración que aún no ha sido autorizada por el Ministerio del Interior y que, se espera, sea el abrebocas del inicio de labores del Parlamento elegido en Venezuela en el 2010.

“He escuchado decir que van a hacer una marcha. Perfecto, háganla a las 7 de la mañana, porque a las 9 tienen que estar aquí; ni un minuto más ni un minuto menos”, dijo el también diputado del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, Fernando Soto.