Buenos Aires. La orden de la mandataria argentina, Cristina Fernández, para que los legisladores oficialistas "resistan la ofensiva opositora" y hagan una "firme defensa" de las políticas del gobierno, sigue generando reacciones en la coalición opositora. 

Esta mañana, el gobernador argentino Daniel Scioli se alineó con el discurso presidencial y exigió "responsabilidad" a la oposición. Por otra parte, el jefe del bloque de la UCR en la Cámara de Diputados argentina acusó a la Casa Rosada de "interferir" para que haya enfrentamientos dentro del arco no kirchnerista y acusó al oficialismo de no querer dialogar.

"Tenemos que seguir encarando las etapas de este proyecto y la sociedad empieza a sentirse desilusionada y a preocuparse por el desgaste opositor", planteó Scioli, según declaraciones reproducidas por el diario argentino La Nación

En la misma línea, añadió: "dicen que no porque no. Se oponen a medidas sanas con las que quiere avanzar este gobierno". Y completó: "la oposición tiene una responsabilidad muy grande. Tiene que actuar con prudencia y racionalidad".

Utopía. El radical argentino Aguad intentó poner la pelota del lado del oficialismo. En este sentido, respecto del encuentro que la presidenta argentina encabezó el sábado recién pasado en la residencia presidencial, aseguró que "la oposición tiene proyectos, pero hablar con el oficialismo es casi una utopía. La prueba está en que se reunieron por primera vez en siete años recién ayer".

El diputado completó el razonamiento con una pregunta. "Si no hablan entre ellos, ¿cree que van a hablar con la oposición? El gobierno está preocupado por echar un manto de sospecha sobre la oposición, por interferir para que haya enfrentamientos dentro de la oposición", sostuvo.

La acometida contra la Casa Rosada no terminó allí. "Buscan saltear al Congreso porque no tienen mayorías, de allí que emitan los decretos de necesidad y urgencia”, concluyó.