Ginebra. El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas condenó este jueves a Siria por violaciones generalizadas que podrían suponer crímenes contra la humanidad y pidió la interrupción de todos los ataques contra los civiles.

El foro de 47 miembros, que celebró un debate urgente, aprobó por 37 votos a favor, tres en contra - entre ellos China y Rusia - y tres abstenciones, adoptar una resolución planteada por los países del Golfo Pérsico con respaldo occidental.

Cuatro delegaciones no participaron en la votación, en la que Siria no estuvo presente.