Río de Janeiro, EFE. El organizador de los viajes pontificios visitó este miércoles la ciudad de Aparecida, sede del mayor santuario de Brasil y que el papa Francisco podrá visitar durante su viaje a Brasil de julio próximo para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, informaron fuentes eclesiales.

Alberto Gasbarri, el responsable por la organización de los viajes internacionales del Pontífice, se reunió en la mañana de este miércoles con el arzobispo de Aparecida, Raymundo Damasceno, y con autoridades de esta ciudad brasileña, informaron los organizadores de la Jornada Mundial de la Juventud.

Gasbarri inició el martes una visita a Brasil para definir los detalles aún pendientes de la participación del papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Río de Janeiro entre el 23 y el 28 de julio, y otros posibles destinos en el país.

El posible viaje a Aparecida no estaba previsto por los organizadores cuando planeaban la visita del entonces papa Benedicto XVI, pero fue incluido en la agenda poco después de que el cardenal argentino Jorge Bergoglio fuera entronizado como el papa Francisco.

Tras un encuentro que tuvo con el Pontífice en el Vaticano el mes pasado, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo que Francisco había aceptado su invitación para visitar también Aparecida durante su viaje a Brasil.

El Santuario de Nuestra Señora Aparecida es uno de los mayores y más visitados del mundo por tratarse de la patrona de Brasil, el país con mayor número de católicos en el mundo.

Según el comunicado de los organizadores en Brasil de la JMJ, "Aparecida es un local de significado especial para el Sumo Pontífice" y fue visitada por el entonces cardenal Bergoglio en 2007, cuando la ciudad fue sede de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (Celam).

De acuerdo con los organizadores de la JMJ, la agenda completa del viaje del papa Francisco a Brasil será anunciada el 7 de mayo próximo.

Inicialmente está previsto que el Papa se sume a los actos centrales de la JMJ, entre los días 25 y 28, entre ellos una ceremonia de acogida, un vía crucis por el turístico barrio de Copacabana, una vigilia y la misa de clausura.

Otras posibles actividades del Pontífice fueron abordadas durante los encuentros que Gasbarri tuvo el martes a puerta cerrada con el arzobispo de Río de Janeiro, Orani Joao Tempesta; con el nuncio apostólico en Brasil, Giovanni d'Aniello, y con representantes de los gobiernos federal, regional y municipal de Brasil.