Excelsior.com.mx. La desaparición de poderes en Guerrero traería implicaciones en las elecciones del 2015, aseguró el consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, quien precisó que la desaparición de poderes generaría un contexto adverso para la realización de las elecciones.

"Sea lo que sea se desaparezcan poderes o no en Guerrero yo no soy quién para decidirlo lo decidirá el Congreso del Unión o no, la tarea para que en esa entidad y otras zonas del país para que las elecciones se desarrollen de la mejor manera posible pues es mucha. Si hay desaparición de poderes vamos a tener que analizar los alcances y el tipo de implicaciones que para la organización de las elecciones va a tener, porque de que va a tener, va a tener”, sostuvo Córdova.

Sentenció que la desaparición de poderes es la última válvula de seguridad para subsistencia del Estado de derecho, por ello, dijo que si el Congreso de la Unión decide la desaparición de poderes en Guerrero se entraría en una situación de excepcionalidad que tendría que ser analizada a fondo.

"Creo que si el congreso decide que se desparecen los poderes vamos entrar a una situación de excepcionalidad que tenemos que analizar con mucha cautela, porque nosotros no podemos, nosotros somos una autoridad nacional hablo del INE, porque no podemos suspender una elección en una entidad porque eso significaría la alteración radical de convivencia democrática, de la vida democrática”, señaló.

Agregó que ni siquiera cuando existe una suspensión de garantías que es una figura extrema contemplada en la constitución hay una suspensión de los derechos políticos.

"No pueden ni debe suspenderse, el día que se suspendan las elecciones en este país será fracaso de la democracia de este país mexicano y del Estado mexicano”, expuso.

En su visita a Aguascalientes, el consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral recalcó que de llevarse a cabo la desaparición de poderes en esa entidad debe hacerse con mucha responsabilidad por parte de autoridad de la autoridad correspondiente y sobretodo establecer la ruta crítica, para que no se altere la normalidad democrática del Estado mexicano de cara a las elecciones.

Sobre la necesidad de investigar a los candidatos previa a una elección para evitar vínculos con la delincuencia organizada, destacó que el INE no es una instancia de seguridad del Estado mexicano, por ende, cada quien tiene que acatar su responsabilidad para que se den las condiciones de seguridad y se lleve a cabo los procesos electorales.

"El INE no es una instancia de seguridad del Estado mexicano no es una instancia que tenga la finalidad de indagar antecedentes penales, el INE tiene una competencia clara y definida de vigilar que los ingresos y egresos que ocurran en las campañas electorales que no provengan de las fuentes prohibida y no rebasen los topes de campaña, y esa información se comparte con las instancias competencia”, dijo.

Ante la situación de inseguridad que se vive en Guerrero, indicó que desde hace algunas semanas se están tomando medidas de seguridad y se mantiene una comunicación permanente con las instancias de seguridad federales y locales en donde habrá elecciones concurrentes.

"Bajo la lógica que somos una entidad autónoma y defendemos muy celosamente nuestra autonomía, pero no somos un órgano autista, en donde autista, lo cito porque luego hay quien mal interpreta el significado de estas expresiones, según el diccionario de la de la Real Academia, autista, alguien que está ensimismado de sí mismo, y el INE no está ensimismado en sí mismo, sino que es una autoridad que entiende el rol que tiene como órgano del estado y consecuentemente interactúa con los otros órganos del estado, para crear las condiciones para el desarrollo de las elecciones”, señaló.

Córdova explicó que lo que ocurre en Guerrero ha hecho que se refuercen las medidas de seguridad y tomen protocolos específicos, luego de que sus instalaciones fueran tomadas.

Asimismo, subrayó que el proceso electoral del próximo año debe ser una ruta mediante la cual las diferencias se procesan de manera pacífica y en la cual los ciudadanos rechacen la violencia.