San José. Al hacer su última rendición de cuentas ante los diputados, el presidente de Costa Rica, Óscar Arias –que dejará el gobierno el próximo 8 de mayo y será sucedido por Laura Chinchilla, quien fue su vicepresidenta- afirmó que entregará “una Costa Rica distinta a la de hace cuatro años”.

Arias indicó que entregará a Chinchilla la administración de un país con 3,5 puntos porcentuales menos de pobres que cuando inició su gestión.

Añadió que “le heredamos a la próxima administración un déficit fiscal menor a 5% del producto interno bruto”, informó La Nación.Con estos antecedentes, explicó que su gobierno entregará “una hacienda pública saludable, pero, sobre todo, heredamos una sociedad mucho más capaz de producir riqueza en los próximos años”.

Arias puntualizó que “hoy hago entrega de una Costa Rica distinta a la de hace cuatro años: una Costa Rica que ha recuperado el rumbo y la ruta; una Costa Rica que abandonó la madriguera del temor y de la apatía, para navegar en el mar abierto de la esperanza”.