Bruselas, Andina. Los ataques aéreos occidentales hasta ahora han destruido casi un tercio del poder militar del líder libio Muamar Gadafi, dijo este martes un funcionario de la OTAN.

"La evaluación es que hemos acabado con el 30% de la capacidad militar de Gadafi", declaró el general de brigada Mark van Uhm, un alto oficial de la OTAN, en un encuentro con periodistas.

Mientras tanto, los rebeldes libios huyeron hacia el este, bajo una fuerte ofensiva de las fuerzas del líder Muamar Gadafi en la ciudad petrolera de Brega, en el sexto día de unos combates que no han conseguido dar una posición de ventaja a ninguna de las partes.

Frente a ello, los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la guerra seguían estancados.

La línea de frente lleva atascada en los alrededores de Brega casi una semana, ya que la ventaja de Gadafi en tanques y artillería se ve contrarrestada por los ataques aéreos de la OTAN que de hecho respaldan a los rebeldes.

Ni los rebeldes ni las potencias occidentales quieren aceptar las ofertas del gobierno de celebrar elecciones libres y promulgar una nueva Constitución debido a su insistencia en que Gadafi permanezca en el poder.

Pero después de una serie de rápidos avances rebeldes seguidos de retiradas precipitadas, los insurgentes habían retenido al menos su terreno en Brega, poniendo a sus fuerzas mejor entrenadas a batallar por la ciudad y manteniendo lejos a los voluntarios desorganizados.

Los restos de dos camiones con ametralladoras pesadas ardían cerca de la entrada de la zona residencial de Nueva Brega, en el este de la ciudad. Los rebeldes conducían camiones hacia el centro de Brega, transportando lanzagranadas y ametralladoras.