Rabat. Cazabombarderos de la OTAN atacaron este martes la capital libia, Trípoli, y Sirte, la ciudad natal de Muamar el Gaddafi, situada en el este del país, informó la televisión estatal, mientras Amnistía Internacional denunció nuevos bombardeos de las tropas del líder libio sobre Misrata, el bastión rebelde en el oeste del país.

En Bruselas, la OTAN dijo que aviones de la alianza habían atacado el lunes por la noche instalaciones de comando y control de las fuerzas del líder libio, incluyendo el cuartel central de una brigada en el sur de Trípoli.

"Las ciudades de Trípoli y Sirte fueron objeto de un bombardeo por la agresión cruzada colonial durante las primeras horas del martes", informó el canal de televisión libio Al Jamahiriya.

Un testigo de Reuters en Trípoli dijo que no había escuchado ruidos de explosiones en la capital el martes.

La televisión estatal agregó que la OTAN también bombardeó la zona de al-Habra, en la localidad de Al Aziziyah "hace un rato", sin dar más detalles.

Un comunicado de la OTAN dijo que ataques aéreos múltiples el lunes por la noche apuntaron contra infraestructuras de comunicaciones y el cuartel central de la 32 brigada de Gadafi, ubicada a 10 kilómetros al sur de Trípoli.

"La OTAN continuará su campaña para degradar las fuerzas del régimen de Gadafi que están implicadas en los continuos ataques contra civiles", dijo el comandante de la operación de la OTAN, teniente general Charles Bouchard, en un comunicado.

Nuevo bombardeo sobre Misrata. Las fuerzas gubernamentales reanudaron el bombardeo sobre Misrata el martes y se produjeron víctimas que fueron trasladadas a los hospitales, según una investigadora de Amnistía Internacional que se encuentra en la tercera ciudad del país, que es la principal en manos de los rebeldes en el oeste.

"Hubo un bombardeo muy cerca, en una zona ligeramente al noroeste del centro (...) Acabo de dejar el hospital, estaban llevando víctimas", dijo Donatella Rovera.

"Estas son las zonas que, por ahora, están en manos de la oposición y que están siendo bombardeadas por fuerzas de Gadafi", dijo a Reuters. "El centro de la ciudad está en la línea del frente".

Misrata lleva asediada por las tropas de Gadafi desde hace siete semanas. Un portavoz rebelde indicó que cientos de personas han muerto, citando fuentes hospitalarias. Varias organizaciones humanitarias han dicho que las condiciones están empeorando en Misrata, que tiene unos 300.000 habitantes, al faltar los alimentos, las medicinas y otros productos básicos.