Trípoli. Aviones de la OTAN bombardearon Trípoli el martes en uno de sus ataques aéreos más potentes hasta la fecha, después de que Estados Unidos dijo que el líder libio Muammar Gaddafi sería derrocado "inevitablemente"

Al menos 12 enormes explosiones sacudieron la capital a primera hora del día. El portavoz del gobierno Mussa Ibrahim dijo que tres personas murieron y 150 resultaron heridas.

El portavoz dijo que los ataques tuvieron como objetivo un complejo de las Guardias Populares, un destacamento militar tribal.

Pero indicó que las instalaciones estaban vacías de personas y "material útil" ya que habían anticipado el ataque, y que las víctimas eran personas que vivían en las inmediaciones.

"Esta es otra noche de bombardeos y muertes por parte de la OTAN", dijo Ibrahim a periodistas.

Encabezados por Francia, Reino Unido y Estados Unidos, aviones de la OTAN llevan más de dos meses bombardeando Libia, desde que Naciones unidas autorizó "todas las medidas necesarias" para proteger a los civiles de las fuerzas de Gaddafi en la guerra civil del país.

"Hemos degradado su maquinaria de guerra y evitado una catástrofe humanitaria. Y continuaremos haciendo cumplir las resoluciones de la ONU con nuestros aliados hasta que sean totalmente acatadas", escribieron el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, en el diario The Times.

La resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 17 de marzo, estableció una zona de exclusión aérea e instó a un alto el fuego, el fin a los ataques contra los civiles, respeto para los derechos humanos y esfuerzos para alcanzar las aspiraciones libias.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo en una rueda de prensa en Londres el lunes: "Creemos que el tiempo está en contra de Gaddafi, que no puede restablecer el control sobre el país".

Clinton dijo que la oposición había organizado un consejo interino y creíble que estaba comprometido con la democracia.

"Sus fuerzas militares están mejorando y cuando Gaddafi se marche inevitablemente, una nueva Libia está dispuesta a avanzar", dijo. "Tenemos mucha confianza en lo que está produciendo nuestro avances conjuntos", agregó.

Conflicto estancado. Los rebeldes que tratan de derrocar el gobierno de 41 años de Gaddafi controlan el este del país productor de petróleo, pero el conflicto lleva semanas estancado.

En una escalada que podría romper el estancamiento, el lunes se anunció que Francia y Reino Unido desplegarían helicópteros de ataque, un paso destinado a atacar a las fuerzas de Gaddafi de forma más precisa.

"Lo que queremos es mejorar nuestra capacidad de atacar en el terreno con alternativas que permitan golpes más precisos Ese es el objetivo al desplegar helicópteros", dijo el ministro de Exteriores francés Alain Juppe. "Ese es el objetivo al desplegar helicópteros", agregó.

Pero el uso de helicópteros conlleva riesgos para la OTAN, ya que vuelan más bajo que los aviones de combate y están más expuestos al fuego terrestre. La caída de helicópteros podría conllevar que fuerzas de tierra tengan que emplearse en tareas de rescate.

El gobierno de Trípoli llevó a un grupo de periodistas, cuyos movimientos están muy controlados por las autoridades libias, a visitar un hospital del centro de Trípoli tras los ataques nocturnos.

Mostraron cadáveres de tres hombres con graves heridas en la cabeza, tendidos en camillas.

Un hombre que se identificó como Hatim, que tenía cortes profundos y abrasiones en sus piernas, dijo que la fuerza de las explosiones derrumbó parte de su casa cerca del complejo militar.

"Estábamos en la casa y entonces, wham, el techo se cayó, justo encima de mí", dijo.

Explosiones más pequeñas se escucharon de forma intermitente durante varios minutos tras la última ronda de ataques, que sacudió ventanas e hizo caer escayolas de los techos de un hotel de Trípoli donde la prensa extranjera se aloja