Bruselas. La OTAN condenó este lunes el ingreso de tropas rusas en la Península de Crimea y han exigido al gobierno de Vladimir Putin replegar sus fuerzas militares a sus bases.

Tras una reunión de urgencia para analizar la situación de Ucrania, los embajadores de los países integrantes de este tratado apelaron a los gobiernos rusos y ucraniano a buscar una solución pacífica a la crisis a través del diálogo con mediación internacional y el envío de observadores internacionales.

Estas medidas, añaden, deberían tener el auspicio del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

"El Consejo del Atlántico Norte condena la escalada militar de la Federación Rusa en Crimea y expresa su profunda preocupación en relación a la autorización del Parlamento ruso de la utilización de las fuerzas armadas de la Federación Rusa en el territorio de Ucrania", señalaron en un comunicado.

Añaden que la acción militar rusa en Ucrania es una violación al Derecho Internacional que contraviene los principios del Consejo OTAN-Rusia y de la Asociación para la Paz.

"Hacemos un llamamiento a la Federación Rusa para cumplir sus compromisos internacionales", indica.

Los países de la OTAN han vuelto a manifestar que "continuarán apoyando la soberanía, independencia, integridad territorial ucraniana y el derecho del pueblo ucraniano de determinar su propio futuro sin interferencias externas".

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha confirmado la posibilidad de celebrar una reunión del Consejo OTAN-Rusia, aunque no ha avanzado fechas.

Rasmussen aclaro que nadie ha pedido activar el artículo 4 del Tratado de la OTAN que permite a los aliados consultas en caso de que una de las partes vea amenaza su independencia o integridad territorial, después de que los presidentes de Polonia y Lituania defendieran esta opción.

Los aliados se han reunido posteriormente durante varias horas con su homólogo ucraniano, Ihor Dolhov, a petición de Kiev, para discutir la crisis en plena escalada.