Lo que desde hace semanas se escuchaba como rumores se concretó este martes, cuando el gobernante le pidió la renuncia a Jorge Villavicencio, expresó el secretario de Comunicación Social, Francisco Cuevas, por considerar que “es momento de hacer un cambio”. “El presidente le pidió la renuncia, hizo su valoración, permanentemente evalúa a los funcionarios, y en el caso de Salud cree que es el instante adecuado”, indicó Cuevas.

Afirmó que este miércoles será nombrado el nuevo ministro del ramo, pero dijo no saber quién, aunque fuentes cercanas al gobernante mencionaron que se trata de Luis Enrique Monterroso, jefe de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán).

Confirmó su puesto. Este martes, después de haber participado en el Gabinete Social, Villavicencio refirió que hasta ese momento no se le había informado de algún cambio y que incluso el lunes último se había reunido con Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti, quienes no le hicieron ningún comentario. El jueves último, cuando el gobernante ordenó cambios en el Gabinete, manifestó que aún no se había tomado una decisión en el caso de Salud, pero ese mismo día Baldetti informóque otro ministro sería destituido. Aunque no lo identificó, dio una pista: “Es una cartera complicada, por el número de sindicatos que tiene, el número descentralizado de unidades ejecutoras que tiene y porque es una cartera que para los tiempos que estamos viviendo necesita mucho dinero y está obsoleta”.

Crisis permanente

Desde que tomó posesión como ministro, Villavicencio enfrentó críticas respecto de su forma de manejar la cartera. La situación se agudizó este año con las quejas de pacientes, empresarios, sindicalistas, médicos y prestadores de servicios de salud, quienes afirmaron que Villavicencio no priorizaba la atención a la población.

Baldetti aseguró que se le cuestionaría al ministro por contratar a ONGs de extensión de cobertura, ya que, según una evaluación, no hacían su trabajo. Al evaluar a los ministros, Baldetti indicó que se analizaría el compromiso con los pactos de gobierno, la transparencia en la gestión y la capacidad de ejecución presupuestaria. Adrián Chávez, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, expuso que tampoco se vio en el entonces ministro disposición para cumplir con el pacto colectivo, por lo que ahí hubo presión y se agravó la crisis.

Análisis

“Situación estalló”

Adrián Chávez, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos, opina que la destitución de Villavicencio se debe a que han ocurrido muchos hechos que ponen en evidencia lo crítico del sistema de salud, como el desabastecimiento de hospitales, cierre de oenegés de extensión de cobertura, incoherencia en declaraciones oficiales, quejas de pacientes y en el tema de transparencia. Chávez lamentó que al tomar decisiones se antepone la política a lo técnico. Indicó que el próximo ministro prácticamente hará un trabajo solo de transición, pues se agota el tiempo de este gobierno.

Ministerio complicado

Una larga crisis se registra desde que Villavicencio tomó posesión como ministro de Salud.

2 de mayo del 2012

Jorge Villavicencio tomó posesión, y una semana después comenzaron los problemas en esa cartera.

8 de mayo del 2012

El viceministro financiero Roberto Calderón renunció, y acusó a Villavicencio de difamación y calumnia.

9 de mayo del 2012

La Contraloría General de Cuentas informó que no le entregaría finiquito a Villavicencio porque tenía dos denuncias en el Ministerio Público y 22 sanciones administrativas. El viceministro William Sandoval quedó a cargo de la cartera por cuatro días.

8 de septiembre del 2013

Villavicencio anunció la destitución de la viceministra Tamara Obispo, señalada de haber hecho escándalo, en estado de ebriedad, en Retalhuleu.

2014

Se ha señalado a la cartera por falta de certeza para el uso de ambulancias, desabastecimiento de alimento terapéutico para atender a niños con desnutrición y denuncias contra oenegés contratadas para extensión de cobertura.

Las quejas de sindicatos de trabajadores, médicos y pacientes han sido constantes durante la gestión. El Hospital Roosevelt se declaró en alerta por desabastecimiento, en julio del 2012 y en julio último.

La PDH reporta falta de medicina para tratar cáncer y hemofilia, y que la que se usa contra la tuberculosis está vencida.