Después de haber ganado la presidencia de Guatemala, el general retirado Otto Pérez Molina anunció que su estrategia los lleva al Congreso para librar batallas políticas en busca de los recursos necesarios para su plan de gobierno y consolidar alianzas.

Afirmó que la vicepresidenta electa, Roxana Baldetti, llegará este martes al Legislativo con el propósito de buscar consensos, ya que no van a negociar cuotas de poder ni obras para lograr los objetivos de un mejor presupuesto.

Pérez Molina le concedió a Prensa Libre, en distintos momentos del día, una perspectiva general de las primeras acciones por implementar en su futuro gobierno.

-Hay muchas prioridades para el nuevo gobierno, ¿cuál es la que más le preocupa?

-Definitivamente será la búsqueda de los recursos necesarios para cumplir con los compromisos adquiridos en la campaña. Por ello he solicitado que desde mañana -hoy-, la vicepresidenta electa, Roxana Baldetti, reanude sus actividades parlamentarias, para lograr un presupuesto que nos permita alcanzar en buena medida las promesas de campaña. La estrategia nos indica que la batalla debe ser ahora en el Congreso. Es prioridad ahora encontrar recursos.

-¿El proyecto de Presupuesto que presentó el Ministerio de Finanzas funciona para los intereses de país?

-Por supuesto; aunque tendremos que reorientar un porcentaje del proyecto para alcanzar nuestros objetivos.

¿Cuánto podrían reorientar?

-Más o menos el 20% del proyecto de presupuesto, que es de Q59 mil millones.

-¿Qué darán a cambio de esas negociaciones?

-En el Congreso lo que vamos a buscar son consensos y acuerdos, situaciones que nos permitan generar condiciones de país.

No vamos a entregar obras a diputados o a manipular el listado de obras. Roxana llegará con la intención de encontrar consensos que nos permitan aprobar un presupuesto adecuado.

-¿En qué ministerios pondrán énfasis en cuanto a los recursos?

Definitivamente en Agricultura, Gobernación y desarrollo social. Esas son nuestras prioridades. Aunque todo el Estado es, de hecho, una prioridad.

-Pero la lucha en el Congreso no será fácil; hay muchas situaciones que dificultarán ese deseo. ¿Qué garantías tiene de que esto suceda?

-Lo primero que hemos hecho es hacer un llamado a la búsqueda de intereses nacionales, a buscar proyectos de país que beneficien a la mayoría. Sabemos que el apoyo de algunas bancadas será complicado, pero confiamos en que por el bien del país se logre un presupuesto acorde con las necesidades de Guatemala.

-¿Ustedes estarán dispuestos a aprobar la ampliación que solicita el actual gobierno? ¿Sería como una forma de trueque?

-Por eso hablamos de proyectos de nación. Hay que pensar en el país, y todo lo que sea para mejorar lo aprobaremos.

Por eso hemos decidido que Roxana regrese al Congreso, para que ella pueda encabezar esas negociaciones que sabemos que no serán fáciles; sin embargo, confiamos en que las cosas salgan bien.

-¿Por qué se negaron hace unas semanas a aprobar la ampliación?

-Nosotros nunca nos negamos a la aprobación de esos recursos.

Lo que la bancada -del PP- solicitó fue transparencia; eso siempre lo vamos a solicitar.

Pero, en definitiva, hacemos un llamado desde ya a los partidos, y sobre todo a los diputados que no fueron electos, para que manden un mensaje positivo al aprobar el nuevo presupuesto.

-La seguridad es su principal ofrecimiento. ¿Qué garantías tiene la población de que las condiciones van a mejorar?

-El gabinete de gobierno trabajará en el tema de seguridad a mi lado. Yo me comprometo a trabajar 70% de mi tiempo en mejorar las condiciones de seguridad de los guatemaltecos.

Fuimos muy cuidadosos en la realización de los compromisos de campaña y quiero honrar cada uno de ellos.

-¿Tendrá fuertes opositores a la hora de no lograr resultados?

-Tendremos fuertes opositores durante todo el gobierno, pero creemos que con carácter, transparencia y dedicación podemos cambiar la forma de hacer política en el país.

Los opositores políticos no me preocupan tanto como el pueblo insatisfecho con la gestión.

-¿Cómo lograrán ampliar la base tributaria, ya que desde allí podrían fortalecer las finanzas del Estado?

-Son dos vías: la primera es la facilitación -reducción- del Impuesto Sobre la Renta del 31% al 25%. El gran acuerdo nacional fiscal contempla esa reducción para que más empresas entren a la base tributaria.

Lo segundo es eliminar las exenciones sobre el Impuesto al Valor Agregado, para que esos recursos lleguen al Estado. Eso sin olvidar una lucha contra el contrabando, que podría generar entre Q6 mil millones y Q10 mil millones al año, que ahora se pierden.

-¿Quiere decir que van a elevar las sanciones?

-Claro, pensamos en que lo incautado de contrabando se incinere, para enviar un mensaje contundente.

-¿Sigue el compromiso de no utilizar Organizaciones No Gubernamentales en obra pública?

-Definitivamente. Esas organizaciones deben dar servicios, pero no construir obra gris, porque en su mayoría la entregan de mala calidad y encima estas no pagan impuestos.

-Hemos hablado de sus primeras acciones como mandatario. ¿Cómo lograrlo en salud, seguridad y generación de inversiones?

-Partimos de tener equipos, expertos cada uno en un tema, para que nos puedan dar soluciones. Por ello tenemos mucho cuidado con el gabinete, que en los próximos días estará completo.

-Como presidente electo, ¿nos puede dar nombres de los funcionarios que lo acompañarán?

-Puedo adelantarle tres: Mauricio López Bonilla, a Gobernación; Alejandro Sinibaldi, a Comunicaciones, y Francisco Arredondo, para el Ministerio de Salud.

-¿Francisco Villagrán y Pavel Centeno se ubican en Cancillería y Finanzas?

-Ambos perfilan para ocupar esos puestos, pero en lista hay más nombres.

-¿Nos puede adelantar esos nombres?

-Los daremos a conocer en su momento (risas).

-¿Planifica viajes para iniciar acercamientos con gobiernos amigos?

-Por supuesto. Tendremos planificadas visitas a EE. UU., México, El Salvador, Honduras y Colombia, pero esto se dará si las cosas no salen como lo planificamos, porque de nada serviría viajar a realizar alianzas con países si las cosas en Guatemala no salen bien.

-Organizaciones de derechos humanos que han cuestionado su pasado temen que habrá restricción de derechos y libertades, ¿qué opina?

-El respeto a los derechos humanos, la libre expresión, locomoción y todo lo que la Constitución garantiza serán respetados en mi gobierno.

-¿Harold Caballeros y Adela de Torrebiarte figuran entre sus opciones de gabinete?

-Me gustaría que me acompañaran, aunque ellos tienen proyectos propios y nunca hablamos de puestos por apoyo.

-¿Qué pasará con funcionarios como la fiscal Claudia Paz y Helen Mack?

-Ambas hacen trabajos buenos en el Ministerio Público y en la reforma a la Policía. Me gustaría que continúen esos trabajos en mi gobierno.