La Habana. Noruega y Cuba, los Gobiernos garantes en las negociaciones para poner fin al conflicto armado en Colombia, llamaron el martes a reducir urgentemente la intensidad de los enfrentamientos en el país, tras un marcado aumento en los ataques de la guerrilla de las FARC que han afectado a la población civil.

"Instamos a las partes a restringir al máximo las acciones de todo tipo que causan víctimas y sufrimientos en Colombia, e intensificar la implementación de medidas de construcción de confianza", dijeron en un comunicado los Gobiernos de Cuba y Noruega.

El jefe negociador del Gobierno de Colombia, Humberto de la Calle, advirtió recientemente que el diálogo de paz con la guerrilla de las FARC está llegando a su fin y que los delegados podrían levantarse de la mesa por el aumento de los ataques rebeldes.

Las negociaciones en La Habana, buscan acabar con el conflicto armado de 50 años que ha dejado 220.000 muertos.