Chile, Argentina, Venezuela y Paraguay, entre otras naciones, cierran filas con el gobierno de Rafael Correa -en la reunión extraordinadria de la OEA-, nación que sufrió este jueves un intento de golpe de estado por parte de su cuerpo polícial, generando caos social, y que hasta este momento tiene al presidente internado en un centro asistencial, debido a la inhalación de gases lacrimógenos.

Entre las alocuciones de los representantes permanentes ante el organismo internacional, destacó la del embajador de Paraguay Bernardino Saguier, quien señaló que "no podemos permitir que suceda lo mismo que ocurrió en Honduras", nuestro gobierno expresa su más sincera solidaridad con el gobierno del presidente Correa.