Islamabad. Pakistán e India acordaron el viernes intentar calmar el temor sobre sus arsenales nucleares en unos debates inesperadamente constructivos entre los principales diplomáticos de ambos países.

La secretaria india de Asuntos Exteriores, Nirupama Rao, y su homólogo pakistaní, Salman Bashir, decidieron tomar medidas para fomentar la confianza sobre sus armas nucleares y convencionales.

Una futura reunión de expertos deberá "considerar medidas adicionales (...) para fomentar confianza y promover la paz y la seguridad", dijeron en una declaración conjunta tras dos días de reuniones en Islamabad.

El resultado de los debates fue mejor de lo esperado. Ambos secretarios de Exteriores dieron una conferencia de prensa conjunta que no estaba prevista y acordaron mejorar el comercio y los viajes a través de la disputada región de Cachemira.

"La ideología del conflicto militar no debería tener lugar en el siglo XXI", dijo Rao en la conferencia de prensa.

India y Pakistán retomaron en febrero su proceso de paz oficial roto en noviembre de 2008 por el ataque a Mumbai de militantes pakistaníes que mató a 166 personas.

Pero igual que en esfuerzos de paz previos, el progreso es lento y vulnerable a cualquier intento de militantes islamistas de desencadenar una guerra entre las dos naciones lanzando otro ataque como el de Mumbai.

Ambos países, que anunciaron que habían probado armas nucleares en 1998, han sostenido tres guerras a gran escala desde que lograron la independencia en 1947, dos de ellas por Cachemira.

Los secretarios de Asuntos exteriores dieron pocos detalles de cómo pensaban fomentar la confianza en sus capacidades nucleares.

India y Pakistán ya intercambian información sobre pruebas de misiles y tienen un acuerdo de no atacar sus respectivas instalaciones nucleares.

Pero con India construyendo capacidades convencionales y Pakistán desarrollando armas nucleares tácticas, los analistas de seguridad dicen que el riesgo de una guerra nuclear sigue estando presente.