Entre políticos hay confrontación de opiniones por el rechazo de la CNTE a la reforma educativa. En el PRI consideran que el movimiento de la disidencia magisterial va en disminución; en el PRD anunciaron una contrarreforma y en el PAN también se preparan cambios a la ley y se atizan los reproches contra el gobierno federal.

El coordinador parlamentario del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, consideró que el conflicto magisterial decrece, pues los padres de familia han presionado a la misma disidencia magisterial.

Además, dijo que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) debe darse cuenta de la tolerancia que ha tenido el gobierno federal y el de la Ciudad de México y que no se permitirán los chantajes.

“En principio, nosotros no estamos de acuerdo con abrir la reforma educativa, nos costó mucho trabajo, mucho esfuerzo; más de un año y medio de trabajo de la Comisión de Educación, con Estudios Legislativos. Fue más de un año y medio que estuvimos debatiendo, se hicieron foros de toda índole. Lo que me parece que no podemos permitir es un chantaje”, declaró.

Y es que la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, reiteró que el PRD cocina modificaciones a la reforma educativa, lo que fue calificado por Cuauhtémoc Cárdenas como una contrarreforma de gran importancia, la cual debe tener consenso y apoyo ciudadano.

Barrales precisó que el PRD trabaja con la CNTE en tres puntos para modificar la ley: la no afectación de los derechos humanos, consideración de usos y costumbres y la mejor distribución del presupuesto para la educación en las entidades federativas.

“Estamos en condiciones de reconocer que la reforma no ha alcanzado sus objetivos, que está pasándonos una factura muy cara; nos parece importante que no se pierda de vista que quienes están directamente afectados son los niños, las niñas, y los jóvenes”, concretó.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Educación del Senado, el panista Juan Carlos Romero Hicks, consideró que el servicio profesional docente tuvo más reflectores pero el alma de la educación es el modelo, el diseño curricular.

Opinó que se debe hacer la revisión a 10 puntos, entre ellos al sistema de información y de gestión, al Fondo de Aportaciones a la Educación Básica y al modelo educativo.

También debe haber una revisión a las atribuciones de las autoridades educativas, a la educación normal, la formación continua de los docentes y su reconocimiento, la autonomía de gestión escolar, la participación social, los sistemas de quejas para docentes y padres de familia, así como a la transparencia y rendición de cuentas de directores.

Asimismo, luego de que el presidente Enrique Peña Nieto advirtió a la CNTE que si no regresa a dar clases no habrá diálogo con el gobierno federal, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que es a través del diálogo y la propuesta constructiva como se puede encontrar una salida a todos los problemas y ésta no tiene por qué ser la excepción.

El senador del PAN, Francisco Búrquez, consideró que “la educación es demasiado importante para dejarla en manos del gobierno”, por lo que propondrá “financiar directamente a las familias mediante un bono educativo. A ellos debe darse el recurso, no a los sindicatos ni a las burocracias educativas”.

Disidencia está en declive. El PRI considera que el movimiento de la disidencia magisterial está decayendo, en gran parte por la presión de los padres de familia.

El Partido Revolucionario también reafirma su rechazo a derogar la reforma educativa, la cual, sostiene, ha costado mucho trabajo y esfuerzo concretar.

Identifican temas a revisar. Legisladores del PAN se han pronunciado por hacer cambios en rubros como: el sistema de información y de gestión, el Fondo de Aportaciones a la Educación Básica y del Modelo Educativo, las atribuciones de las autoridades, la educación normal, la formación continua de docentes así como la rendición de cuentas de directores.

Buscan modificaciones. El PRD preparará modificaciones a la reforma educativa, que buscan un consenso en el Congreso y el apoyo ciudadano.

El partido del sol azteca ha anunciado que trabaja con la Coordinadora Nacional para plantear modificaciones a la reforma educativa y con ello terminar el conflicto magisterial.