Panamá es el país de América Latina en el que los diputados tienen un mayor número de familiares en la política, con una proporción de dos de cada tres, señaló en la capital panameña el escritor y politólogo español Manuel Alcántara.

El analista, quien presentó esta semana en Panamá su libro "El Oficio del Político", resultado de un trabajo que realizó desde 1994 con el apoyo de la Universidad de Salamanca y tras entrevistar a diputados, se refirió a la política panameña y al político en general en entrevista al programa "Cara a Cara" del telecanal panameño RPC.

Alcántara agregó que otro dato curioso es que apenas un tercio de los diputados panameños dicen dedicarle tiempo completo a la política, cuando hay muchos países en los que los políticos le dedican 100% de su tiempo a la política.

Llamó además la atención sobre la necesidad de pensar en general en políticos que sean personas con moral, preparadas, que le dediquen tiempo completo a esta labor, con capacidad conciliadora, para hablar en público, experiencia e ideas muy claras para defender.

Observó que el enriquecimiento en la política se da en algunos casos, no en todos, y destacó que la investigación permitió descubrir, por ejemplo, que aproximadamente la mitad de los diputados latinoamericanos tienen o han tenido familiares que se han dedicado a la política.

Alcántara resaltó que el análisis mostró que más de 80% de los diputados latinoamericanos, inclusive en países en los que se prohíbe la relección, dicen que quieren seguir en política.

El experto señaló que no se tiene claro a dónde van las personas que deciden dejar la política en la región.

También sijo "sentirse apenado" por los políticos que son elegidos por un partido y después se pasan a otro, como ha ocurrido con diputados que han pasado de otros movimientos al oficialismo durante el gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli, quien lidera el movimiento Cambio Democrático.