Panamá. El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció este martes que el gobierno de su país pedirá el martes, en una reunión de vicecancilleres centroamericanos, no impedir el paso de la migración cubana en tránsito hacia Estados Unidos.

Aseguró que él y la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, harán los esfuerzos necesarios al más alto nivel para tratar de ayudar a resolver esta situación.

"Panamá les está dando un trato digno, como se lo merecen los inmigrante cubanos. Como somos un pleno sano debemos tomar las medidas para evitar que esta migración afecte a nuestros ciudadanos", aseguró

Destacó que se llegó a un acuerdo en un lugar a 15 kilómetros de Gualaca, en la occidental provincia panameña de Chiriquí, para la remodelación por si el diálogo diplomático que se está procurando no resuelve la situación y siguen llegando más inmigrantes cubanos.

Varela aseguró que una vez superada esta situación se tomarán las medidas para evitar que vuelva a suceder lo ocurrido.