Panamá planteará en la Cumbre Iberoamericana de la próxima semana el intercambio de experiencias en materia de Educación y acuerdos para facilitar la movilidad entre países de estudiantes, señala en una entrevista la canciller y vicepresidenta panameña, Isabel De Saint Malo.

De Saint Malo consideró además que la XXXIV reunión de jefes de Estado y de gobierno iberoamericanos, en la ciudad mexicana de Veracruz los próximos martes y miércoles, servirá de antesala para la VII de las Américas, ya que uno de los principales asuntos a tratar en ambas es la educación.

"Promover alianzas que pongan a disposición el 'expertise' de distintos países y/o sus empresas para compartir mejores prácticas", debe ser uno de los objetivos de la cita en Veracruz, declaró la vicepresidenta.

También, "facilitar la movilidad de estudiantes para realizar estudios en distintos países de la región, para enriquecer y ampliar las oportunidades de capacitación laboral en la región", agregó.

"La heterogeneidad de Iberoamérica es uno de los fuertes que tiene la región", según la vicepresidenta panameña, ya que "cada país puede aportar y compartir desde sus áreas de experiencia en cuanto a educación, innovación y cultura, y esta puesta en común fortalece y hace más integral nuestros acuerdos y propuestas".

De Saint Malo admitió que, en materia de educación, como en otros ámbitos de políticas sociales, "el desarrollo que ha experimentado Panamá, y la región, no ha sido precisamente equitativo".

Pero remarcó que "el plan de gobierno del presidente (panameño), Juan Carlos Varela, tiene un claro objetivo de fortalecer y mejorar la realidad social de la población, incluyendo el ámbito educativo".

"Estoy segura -dijo- que los esfuerzos que ya hemos iniciado lograrán ir cerrando cada vez más esa brecha que existe".

"Coherente con esta visión nacional, también hemos querido extender este reto a toda la región americana, proponiendo como tema de la VII Cumbre de las Américas, de la cual seremos anfitriones, el tema 'Prosperidad con equidad, desafío de cooperación de las Américas", recordó Saint Malo.

La canciller panameña subrayó que "por supuesto" la cumbre iberoamericana será una buena antesala de la de las Américas, que se celebrará en Panamá en el mes de abril próximo.

"En todos los encuentros internacionales y reuniones bilaterales en los que hemos participado, en todos los niveles, hemos hecho extensiva la invitación a participar de la VII Cumbre de las Américas, y la Cumbre Iberoamericana no será la excepción", señaló.

De Saint Malo explicó que, durante la cita de Veracruz, Panamá tiene "diversos encuentros bilaterales previstos; ya confirmados, a nivel de canciller, con Cuba y Ecuador; y a nivel de vicecanciller, con Italia", país que asiste como observador.

"Con todos estos países -dijo- tenemos agendas bilaterales comerciales y de cooperación establecidas, con grandes oportunidades de ser ampliadas y fortalecidas".

Añadió que "en los próximos días se concretarán otras posibles bilaterales a nivel de presidentes y cancilleres".

Panamá estará representada en la Cumbre Iberoamericana por su presidente, Juan Carlos Varela, quien viajará a Veracruz el próximo lunes acompañado por su canciller, la ministra de Educación, Marcela Paredes de Vásquez, y otros funcionarios de la Presidencia y la Cancillería.

La agenda del mandatario panameño incluye un encuentro con sus homólogos centroamericanos y el rey de España, Felipe VI, para abordar diversos temas, entre ellos, el Acuerdo de Asociación (ADA) entre la región y la Unión Europea (UE) y la estrategia de seguridad en Centroamérica.

Según la vicepresidenta panameña, "las cumbres son mecanismos importantes para la integración (..) y sirven de espacio para encontrar, entre la heterogeneidad de la región, acuerdos y puntos en común para el progreso de nuestros pueblos".

No obstante, reconoció que "entiendo que para el ciudadano estos eventos suelen verse como lejanos o ajenos a su realidad".

"Sin embargo -aseguró-, el verdadero sentido de estas cumbres y para lo que todos los países trabajamos, es plantear propuestas que a través de la cooperación regional, mejoren la calidad de vida de quienes conformamos esta región".

De Saint Malo remarcó que "este es definitivamente nuestro norte en la preparación de la VII Cumbre de las Américas".

"Estamos haciendo un esfuerzo importante -reflexionó la vicepresidenta- porque haya una activa participación de distintos actores de la sociedad y que, incluso a través de los foros paralelos, las voces de la sociedad civil, jóvenes, empresarios y ahora el sector educativo, sean escuchadas al más alto nivel".