La Habana. El Papa Benedicto XVI visitará Cuba del 26 al 28 de marzo y oficiará dos misas al aire libre en la isla de gobierno comunista como parte de su próximo viaje a México y Cuba, dijeron este domingo funcionarios de la Iglesia Católica.

El pontífice de 84 años de edad volará desde México y llegará a la ciudad oriental de Santiago, donde será recibido por el presidente Raúl Castro, y luego se dirigirá a La Habana el 27 de marzo.

El llevará a cabo misas en las principales plazas de las dos ciudades -ambas conocidos como Plaza de la Revolución- y también visitará el más famoso icono religioso de Cuba, la estatua de la Virgen de la Caridad en la ciudad de El Cobre, informó la Iglesia.

El propósito de la visita del Papa es, en parte, celebrar el aniversario número 400 del hallazgo de la reliquia, que según se dice habría sido encontrada por tres pescadores flotando en una bahía en el este de Cuba.

Una réplica de la estatua completó el viernes una peregrinación de 16 meses alrededor de la isla, en la primera exhibición religiosa de este tipo desde la década de 1950 y una señal de mejoría de las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia, en conflicto por muchos años desde la revolución de 1959.

Las relaciones comenzaron a descongelarse en la década de 1990, un proceso que se vio favorecido por la visita en 1998 del Papa Juan Pablo II, y se intensificó en el 2010 cuando la Iglesia negoció un acuerdo con Castro para liberar a prisioneros políticos.

No se sabe si Benedicto XVI se reunirá con Fidel Castro, de 85 años, que gobernó Cuba durante 49 años antes que su hermano Raúl Castro, de 80, lo sucediera en el 2008.

El mayor de los Castro ahora rara vez aparece en público, pero de vez en cuando se reúne en privado con líderes extranjeros que visitan el país y escribe columnas sobre asuntos internacionales.

El Papa irá a México por tres días a partir del 23 de mayo antes de ir a Cuba, dijeron el domingo funcionarios de la iglesia mexicana.