Atenas. El primer ministro griego, Georgios Papandreu, ha llegado a un acuerdo con varios ministros para dimitir y entregar el poder a un gobierno negociado de coalición si le ayudan a ganar una moción de confianza que se vota el viernes, dijeron fuentes gubernamentales con conocimiento de una reunión del gabinete.

Las fuentes dijeron que los ministros implicados estaban encabezados por el de Finanzas, Evangelos Venizelos.

"Se le dijo que debe irse tranquilamente para salvar su partido", contó una fuente a Reuters a condición de no ser identificada. "Estuvo de acuerdo en irse. Fue muy civilizado, sin acritud".

La fuente dijo que Papandreu admitió que cometió un error el lunes al anunciar la convocatoria de un referéndum sobre el plan de rescate acordado la semana pasada con la Unión Europea. Los dirigentes de Francia y Alemania se reunieron con él el miércoles por la noche en Cannes y exigieron que Grecia cumpla sus compromisos o salga de la eurozona.

"Venizelos le dijo que debe hacer una salida elegante tanto por él mismo como por el bien del partido, y que los ministros le ayudarán a hacerlo", dijo. "Esto es si sobrevive a la moción de confianza, lo que no es seguro en absoluto".

Un ministro presente en el encuentro dijo que Papandreu aceptó dimitir tras llegar a un acuerdo de coalición con el principal partido de la oposición, Nueva Democracia.

"Ese fue el acuerdo", afirmó el ministro, a condición de no ser identificado. "Ahora esto está resultando bastante difícil porque (el líder de la oposición, Antonis) Samaras, está poniendo todas estas condiciones".

Fuentes de Nueva Democracia dijeron que creen que habrá un gobierno apolítico que gobernará entre un mes y seis semanas y que la dimisión de Papandreu es clave.

"Ni siquiera queremos tener a nuestra gente en este gobierno. De hecho, lo mejor sería que fuera apolítico", dijo un alto cargo de ND.

Fuentes gubernamentales dijeron que los socialistas negociarán para que se extienda a seis meses y que probablemente acabe durando tres meses.

Ambos partidos están de acuerdo con que este gobierno provisional ratificaría el acuerdo de rescate y luego convocaría elecciones. Si las ganase ND, trataría de renegociarlo.

"Solo queremos hablar y cambiar lo que no está funcionando y solo con el acuerdo de nuestros socios. Las políticas que nos llevan marcha atrás deben cambiar. Por ejemplo, hemos visto que cada vez que suben los impuestos bajan los ingresos fiscales", explicó el dirigente de ND.

Altos cargos de la oficina del primer ministro no quisieron hacer declaraciones sobre las discusiones en el gabinete. Papandreu dijo durante el debate parlamentario del jueves que no está atado a su cargo.