El grupo autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) ya ha perpetrado una serie de crímenes en Paraguay. Del total de 13 ajusticiados por la nucleación criminal, siete son oficiales de policía, cuatro son peones de estancia y un maestro, aparte de Cecilia Cubas, que sería la primera asesinada.

Cecilia Cubas Gusinky, hija del ex presidente Raúl Cubas Grau y de Mirtha Gusinky, fue secuestrada el 21 de septiembre de 2004 y su cuerpo sin vida fue hallado en un túnel de una casa en la ciudad de Ñemby durante la fatídica jornada del 16 de febrero de 2005.

Actualmente, la Corte Suprema estudia el pedido de libertad, vía hábeas corpus, de los seis acusados por el secuestro y crimen de Cecilia antes del juicio previsto para febrero del 2012.

En 2005, empezó la ejecución del EPP a policías, siendo la primera víctima el suboficial Andrés Ceferino Benítez quien estaba en un monte verificando una denuncia cuando -según datos de la Fiscalía- una de las integrantes del grupo criminal, Magna Meza, abrió fuego contra él.

El 7 de febrero de 2006, en circunstancias poco claras, fue ajusticiado el suboficial Oscar Noceda en la colonia sargento José Félix López, más conocida como Puentesiño, por dos hombres que aparentaban ser guerrilleros.

El asesinato más numeroso que perpetró el grupo criminal se registró el pasado 21 de abril de 2010, específicamente en la estancia Santa Adelia, ubicada en el asentamiento de Arroyito, a unos 70 kilómetros de la ciudad de Horqueta, en Concepción.

En esa oportunidad resultaron víctimas el oficial Joaquín Agüero Benítez, del puesto policial del Núcleo 3, y el peón de estancia Francisco Ramírez y los brasileños Jair Ravello y Osmar Valiente.

El 16 de junio de 2010, los suboficiales de la FOPE Lilio Ramón Giménez y Carlos César Cardozo cayeron luego de una balacera en una incursión realizada en la zona de Kurusu de Hierro, Concepción.

Dos hombres vestidos con uniformes camuflados asesinaron de cuatro balazos al docente Hugo Julián Ortiz Villalba el pasado 1 de setiembre de 2010. El educador era ex suegro de Oscar Luis Benítez, alias “Male’i”, tesorero del EPP. Posteriormente, se conoció la información de que Alejandro Ramos fue el ejecutor del crimen.

Según el ex ministro del Interior, Rafael Filizzola, fue el mismo EPP el que asesinó de siete tiros al capataz de estancia Pedro Ramón Sánchez, en un establecimiento ganadero conocido como Mbocaya'i, ubicado en Bella Vista, departamento de Concepción.

Finalmente, en la noche de ayer, 21 de setiembre, dos suboficiales de la Policía, Vicente Casco y Salvador Fernández, fueron asesinados por el mismo grupo criminal, atacando a tiros y con explosivos una comisaría de Horqueta.

Hasta el momento, estas fueron las 13 víctimas fatales del EPP cuyos integrantes siguen aún con paradero desconocido.