El alto funcionario se reunió con el presidente Lugo, en Palacio de Gobierno.

Al finalizar el encuentro, López Perito aclaró que aún no hay elementos concretos que vinculen al EPP con la emboscada a policías en Curuguaty.

Reconoció, sin embargo, que existen vínculos del grupo criminal en la zona de Curuguaty, debido a que se trata de una “zona roja”.

“No tengo dudas de que puedan haber vínculos. En una zona como Curuguaty todo puede suceder”, refirió.

Señaló además que los atacantes no utilizaban armas comunes. “Para acertarle a una persona en la cabeza desde 100 ó 120 metros no se usa un arma común. Esto está demostrado”, refirió.

Ratificó que hubo intervención de “gente con mucha experiencia que se preparó para esto y emboscó a la Policía”.

El jefe de Gabinete Civil adelantó que, de ser necesario se conformará un grupo especial que investigue el hecho, a fin de contar con mayores datos y ubicar a los responsables.

“Vamos a estar colaborando con una conformación de una comisión de investigación, con exponentes reconocidos de nuestra sociedad”, refirió.

Explicó que la idea es garantizar la imparcialidad en las averiguaciones sobre el caso.

El gobierno sospecha de la participación de grupos ajenos a los campesinos en los disparos contra la Policía, que provocaron seis bajas.

Igualmente, 11 campesinos murieron en el tiroteo registrado en la mañana del viernes.