En un año netamente electoral fueron creados 8.920 cargos de funcionarios en el presupuesto de la administración central (Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, Poder Judicial, Contraloría y Defensoría del Pueblo), según los datos oficiales divulgados por el Ministerio de Hacienda.

Luego de realizar una revisión a la Ley Nº 4581 de Presupuesto General de la Nación para el ejercicio 2012, el Ministerio de Hacienda se encontró con una serie de modificaciones que eleva el gasto salarial y reduce el margen de maniobra para destinar más recursos a inversiones.

Los cargos en la administración central pasan de 192.047 a 200.967 para el presente ejercicio, lo que implica un aumento de 8.920 con relación al 2011.

De acuerdo al proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo al Congreso a fines de agosto pasado, la creación de cargos prevista era de 2.792 para atender el denominado crecimiento vegetativo en el Ministerio de Educación, Militares y Policía. Sin embargo, el presupuesto salió del Parlamento con otros 6.128 cargos más.

La creación de cargos para este 2012 es mucho mayor a la registrada el año pasado con relación al ejercicio 2010, que fue de 5.856 (incluyendo ya las entidades descentralizadas).

Sumados los cargos de la administración central a  los entes descentralizados (empresas públicas, entidades financieras estatales, entes autónomos y  otros), el total de cargos presupuestados estaría superando los 253.000.

Esta cantidad es aproximada, ya que oficialmente se desconoce aún el número de cargos creados en el sector descentralizado.

Los nuevos "puestos laborales" públicos entran en un año en que los partidos políticos deben definir sus candidaturas para las elecciones generales y las campañas están en pleno auge a la caza de votos de la ciudadanía.

En este juego el Ejecutivo tampoco queda atrás, ya que desde el año pasado viene realizando nombramientos en todas las instituciones, principalmente al cierre de diciembre último,  incluyendo el propio Ministerio de Hacienda.

La cartera fiscal buscará, a través de la reglamentación del presupuesto, que los nombramientos de funcionarios se hagan de manera gradual para no impactar en las finanzas públicas.

Esta reglamentación el Ejecutivo la dará a conocer esta semana, a fin de que las instituciones se adecuen a las medidas.

El presupuesto tiene un desfinanciamiento de 2,8 billones de guaraníes (US$600 millones) debido a los aumentos salariales aprobados en el Legislativo.

Según Hacienda, de no controlarse el gasto, se corre el riesgo de cerrar el ejercicio con un déficit fiscal de 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los funcionarios desde el pasado jueves empezaron a cobrar sus respectivos salarios correspondientes a enero, con los incrementos establecidos en la ley, que van desde un 10% general, otros reciben 15 y 20%, mientras en el sector salud llega hasta 58%.

Hacienda pagó por bonos. El Ministerio de Hacienda también informó que ya pagó la primera cuota presupuestada para este año por los denominados bonos chinos, unos US$14,56 millones  en concepto de amortización e intereses correspondientes.

Del total pagado, un monto de US$12,9 millones corresponde a la amortización de capital y US$1,66 millones al pago de intereses.

El saldo a este mes de este crédito asciende a US$219,3 millones, de una colocación inicial realizada por US$400 millones. 

Los bonos fueron vendidos a bancos privados de Taiwán en 1999 para pagar a ahorristas estafados y reactivar la economía, pero el dinero fue dilapidado.