Una comitiva de legisladores se trasladó nuevamente hasta Ñacunday, Alto Paraná, a fin de conversar con los productores amenazados por los “carperos”.

La situación está empeorando debido a la “ausencia de la obediencia de la ley”, señalaron los parlamentarios.

El diputado Justo Zacarías Irún, uno de los parlamentarios que viajaron al Este, indicó que la crisis por la tierra en la zona se recrudece con el transcurso del tiempo.

“Está empeorando todo por la ausencia de la obediencia de la ley”, manifestó el legislador durante una entrevista concedida a la 780 AM.

Además comentó que no son sólo los grandes propietarios quienes se encuentran amenazados pos invasores. 

“No quiero estar defendiendo a ningún megaempresario; hay miles de pequeños productores en la región”, refirió.

En tanto garantizó que los productores no se oponen a las verificaciones de los límites de las propiedades.

La comitiva de legisladores se trasladó a la zona de conflicto ante la preocupación manifestada por los lugareños debido a la presencia de “carperos” desde hace varias semanas.

Los parlamentarios ya se habían reunido con los productores el pasado 23 de enero.

Los lugareños acusan al gobierno de apoyar a los campesinos que amenazan constamente con ocupaciones.

La semana pasada, el Ministerio de Educación anunció la instalación de "escuelas carpa" para los labriegos.