Asunción. Paraguay tiene previsto abrir antes de fin de año una oficina comercial en China, en una muestra más del acercamiento del único país sudamericano aliado de Taiwán al gigante asiático, dijo este lunes un funcionario.

 El país tendrá además por primera vez un pabellón en la exposición universal de Shanghái, una presencia que el secretario general de la presidencia paraguaya, Miguel López Perito, calificó de "histórica".

 "Por primera vez Paraguay va a estar participando con un stand y es posible que tengamos una oficina de negocios instalada antes de fin de año", dijo el funcionario.

 La noticia se conoció tras una visita oficial del canciller paraguayo Héctor Lacognata a la isla de Taiwán, que mantiene una disputa histórica por la independencia con China y es reconocida por una veintena de pequeños países a los que ayuda económicamente.

 China ha considerado a Taiwán como una provincia rebelde y no tiene lazos diplomáticos con sus aliados, aunque la relación entre los gobiernos de China y Taipei mejoró en los últimos años, lo que permitió a Paraguay iniciar un acercamiento hacia el gigante asiático sin perjudicar las relaciones con su aliado.

 El presidente paraguayo, Fernando Lugo, dijo al iniciar su mandato que replantearía los lazos con China, un gran comprador de soja, principal producto de exportación del país sudamericano que cosechará este año más de 7 toneladas del grano.

 Paraguay recibió millones de dólares de donaciones de Taiwán en las últimas dos décadas y los Gobiernos de ambas naciones reafirmaron la intención de fortalecer la cooperación durante la visita del canciller.

 Un acercamiento a China pondrá además a Paraguay a tono con sus socios del Mercosur, Argentina Brasil y Uruguay, que han dinamizado el comercio con el país asiático.