El Gobierno paraguayo dará su voto a la candidatura de Venezuela como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, confirmó este martes el canciller Eladio Loizaga. Alegó que es unánime el respaldo de Latinoamérica y el Caribe. Esto es a pesar de que Maduro tenga vínculos con países como Siria o Corea del Norte.

La confirmación la dio este martes el canciller paraguayo Eladio Loizaga desde Nueva York, EE.UU., en el marco de la 69ª Asamblea General de la ONU. De esta manera el Gobierno paraguayo no piensa “remar contra corriente” en la región, y dará en ese sentido, su voto al régimen venezolano de Nicolás Maduro para que el país caribeño sea electo como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad.

Según fuentes diplomáticas, el porqué del apoyo de Paraguay se enmarca en el lobby para la captación de votos para la elección de Paraguay como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, Suiza.

La candidatura venezolana será en principio la única del Grupo de América Latina y el Caribe (Grulac), que la endosó por unanimidad en una reunión celebrada hace unos meses, confirmando una decisión previa fijada por los diplomáticos latinoamericanos en la ONU, informó la agencia EFE.

El apoyo del Grulac, formado por 33 estados, supone una importante ventaja para Venezuela, que en 2006 intentó sin éxito entrar a formar parte del máximo órgano de la ONU.

El Consejo de Seguridad se compone de cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido), que tienen poder de veto, y de diez no permanentes, que son elegidos para dos años.

Hace unas semanas, consultada por la prensa, la vocera del Departamento de Estado, Marie Harf, dijo que Estados Unidos no iba a hacer público su voto en la Asamblea, que se estima elegirá a los no permanentes de 2015-2017 en octubre próximo.

El diario Clarín de Argentina informó días atrás que el Gobierno argentino de Cristina Kirchner capitaneó las movidas diplomáticas en la ONU para que Venezuela obtenga una banca no permanente en el Consejo de Seguridad a partir de enero próximo. Será la que Argentina misma deje vacante: el país la ocupa desde principios de 2013, y este es su último año. La representante venezolana ante la ONU es la hija del fallecido Hugo Chávez, María Gabriela Chávez.