Asunción. El destituido gobernador de la provincia boliviana de Tarija, Mario Cossío, recibió la condición de refugiado político de parte de Paraguay.

La decisión la tomó este martes después de mediodía la Comisión Nacional de Refugiados (Conare), informó ABC de Paraguay.

Según explicó la senadora Zulma Gómez a dicho medio, la decisión de la Conare fue unánime.

La situación de Cossío, quien había recibido refugio temporal en el país sudamericano, provocó tensiones diplomáticas entre los gobiernos de Evo Morales y Fernando Lugo.

Si bien previamente el mandatario paraguayo afirmó que su país “no va a apañar a nadie, ni a criminales ni a gente corrupta", también señaló que “Paraguay nunca ha dejado de ser solidario con las personas que vienen a pedir refugio, en cuanto a la ley corresponda”.

Eso sí que había especificado que la decisión final correspondía a la Conare.

En tanto, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García, había criticado la actuación de su par paraguayo en el tema y enfatizó que “no aceptamos ningún tipo de insinuación y menos de una autoridad extranjera que venga a poner en duda la calidad, la profundidad y la radicalidad de nuestras instituciones democráticas bolivianas, la profunda convicción democrática de nuestro pueblo, del pueblo boliviano".

La ex autoridad de Tarija está acusada de generar un daño económico al Estado de al menos US$39 millones y se le siguen 21 procesos judiciales.