El gobierno paraguayo solicitó una notificación por escrito a Venezuela sobre la expulsión de la misión diplomática en Caracas. Una vez recibida una nota, se dispondrá el retorno de los funcionarios de la Cancillería.

El canciller José Félix Fernández confirmó que los funcionarios instalados en Caracas recibieron llamadas telefónicas a través de las cuales se les avisó de la expulsión.

“Todavía no tenemos una notificación escrita. La hemos solicitado, como corresponde”, manifestó, al ser abordado por la 780 AM.

Señaló que el plazo dado por el gobierno de Chávez para que los diplomáticos abandonen el país correrá una vez que la misión reciba una nota oficial.

“Luego de la notificación tendremos 72 horas. Es un plazo muy breve, pero bueno”, expresó.

El ministro de Relaciones Exteriores garantizó la asistencia del gobierno, que costeará los pasajes de los funcionario afectados.

“Estamos haciendo las gestiones, proveyendo lo necesario, los gastos de pasajes”, refirió.

“No me gusta juzgar a otros gobiernos, pero el gobierno de Venezuela tiene una peculiar forma de encarar las relaciones internacionales y tienen conflictos con una enorme cantidad de países”. José Félix Fernández.

Ayuda de los países amigos. El canciller confirmó además que se contactó con representaciones diplomáticas en Caracas de países con los cuales Paraguay mantiene buenas relaciones.

La idea es buscar ayuda para conservar o gestionar los bienes que quedan en Caracas, como los muebles, documentaciones y locales alquilados para las representaciones diplomáticas.

“Estamos en tratativas con un gobierno de un país amigo para que se haga cargo de nuestros bienes en Caracas”, manifestó sin dar nombres.

“Venezuela se pelea con muchos países”. Sobre la actitud del gobierno de Venezuela, el ministro paraguayo señaló que se trata de una política de Chávez en cuanto a las relaciones diplomáticas.

“No me gusta juzgar a otros gobiernos, pero el gobierno de Venezuela tiene una peculiar forma de encarar las relaciones internacionales y tienen conflictos con una enorme cantidad de países”, refirió.

Comentó que es costumbre del país caribeño pedir sanciones, expulsar a misiones diplomáticas e incluso impulsar la desaparición de estados completos.

El canciller aclaró además que en Asunción ya no hay misión diplomática alguna de Venezuela, al hacer referencia a los pedidos de una respuesta recíproca.

“Ellos no tienen ningún diplomático aquí. Esa es la información que tenemos. No tenemos ningún tipo de contactos”, sostuvo.

Señaló que la expulsión de la misión paraguaya se da, pese a los esfuerzos del Gobierno de mantener las buenas relaciones con Venezuela.

“Creo que se me debe reconocer el esfuerzo enorme de no complicar la situación. Paraguay no se va a detener en su marcha de conseguir una república independiente”, reafirmó.