El mandatario despuesto por un golpe parlamentario llamó a unir a los sectores populares de cara a los comicios presidenciales del año próximo y se diferenció de la candidatura del periodista Mario Ferreiro.

El destituido presidente paraguayo, Fernando Lugo, ratificó este miércoles su defensa del consenso y la unidad en el seno del Frente Guasú, coalición de 20 partidos y organizaciones de izquierda, en rechazo a la decisión del periodista Mario Ferreiro de presentar su candidatura presidencial por fuera de esa alianza.

Lugo dirigió un mensaje con motivo del anuncio hecho por Ferreiro, uno de los precandidatos a la presidencia de la República para los comicios de abril próximo, en el sentido de lanzar su candidatura fuera de la organización.

"Como es de conocimiento público, un grupo respaldó la candidatura del ciudadano Mario Ferreiro y decidió ese lanzamiento, hecho que a muchos ha sorprendido y otros no lo entendieron todavía", dijo Lugo en el mensaje, que reprodujo Prensa Latina.

Planteó a continuación que, como ciudadano amante de su patria, seguirá "desde cualquier lugar social o político, en el cual reconozcan y valoren mi liderazgo, trabajando con la gente más olvidada, como lo hice toda mi vida".

El anuncio de la candidatura de Ferreiro, hecho sin consenso dentro del Frente Guasú, motivó que 11 de los partidos integrantes rechazaran la decisión y subrayaran su reconocimiento a Lugo como líder de la agrupación de izquierda y aún como presidente constitucional de Paraguay.

De acuerdo con lo anunciado ayer por Ferreiro, las elecciones nacionales del 21 de abril sumarán un nuevo partido político, la alianza denominada Concertación Ciudadana y Popular (CCP), que encabezará el reconocido comunicador.

Ferreiro explicó que tomó distancia del Frente Guasú para no entrar en las negociaciones por cargos en el congreso y ante la necesidad de apurar los tiempos, ya que el acuerdo con el FG se estaba demorando.

"No se encontraba el camino para la unidad completa por cuestiones políticas y filosóficas, no es casualidad que el (partido) Encuentro Nacional (PEN) se haya ido; no va ser fácil solucionar la situación", añadió Ferreiro.

La separación electoral del Frente Guasú no significa una ruptura de relaciones, según el nuevo candidato presidencial, ya que tiene intenciones de mantener un diálogo fluido, especialmente con Lugo, que fue quien lanzó su figura a la arena política.

Incluso, dijo que mantiene la propuesta de presentar a Lugo como senador, por lo cual el ex obispo iría en, al menos, dos listas.

A partir de ahora "no se hablará de Mario precandidato, sino de Mario candidato a presidente de la república", dijo el comunicador, y agregó que "en diez días" aproximadamente, anunciará el nombre de su compañero de fórmula.