El ministro del Interior, Carmelo Caballero, confirmó que prácticamente todos los agentes de la Policía serán destinados a la custodia del Tribunal Superior de Justicia Electoral y los locales de votación, además de las calles.

“Vamos a estar atentos para que la acción de la Policía sea eficaz y a tiempo oportuno”, manifestó, en contacto con Canal 100.

Señaló que se toman todas las previsiones, considerando que “nuestro país vive un momento especial en el concierto internacional”.

“Va a haber muchas miradas sobre este proceso electoral”, sostuvo.

Caballero ratificó que el Gobierno igualmente decidió conformar una dirección especial de inteligencia para identificar posibles focos de conflicto y reformar ciertas zonas.

“Queremos coordinar las tareas y realizar un mapeo permanente de la situación”, explicó.

El grupo está conformado por agentes de Interpol, además de efectivos antiterroristas y funcionarios de Migraciones.

“Queremos mantener al máximo la tranquilidad de manera preventiva”, manifestó.

Los agentes igualmente serán destinados a la seguridad de los hoteles donde se instalarán los miembros de las misiones extranjeras que observarán las elecciones.