El aumento del presupuesto militar, que calificaron de excesivo, criticaron organizaciones que combaten el militarismo, en el día internacional de la objeción de conciencia celebrado este domingo. Cuestionaron también “la militarización de los festejos del Bicentenario”.

El Movimiento Objeción de Conciencia-Paraguay (MOC-Py), la Asociación de Familiares Víctimas del Servicio Militar (Afavisem) y el Servicio Paz y Justicia-Paraguay (Serpaj-Py) emitieron un comunicado por el día internacional de la objeción de conciencia en que cuestionaron “el excesivo aumento” del gasto militar en el presupuesto de este año.

Rechazan que los días patrios, como el 15 de agosto, se sigan celebrando con desfiles en que “se gasta gran cantidad de dinero de la ciudadanía en combustible, uniformes, salarios para la preparación y financiación de estos “festejos”, que en realidad intentan justificar la existencia de unas Fuerzas Armadas inservibles y obsoletas, y que han matado a más de un centenar de jóvenes en el servicio militar, así como también varios quedaron con secuelas síquicas y físicas”. Las citadas entidades expresan su desacuerdo con lo que ellos consideran una “militarización de los festejos del Bicentenario” con la realización de “costosos desfiles militares y estudiantiles”. Afirman que este tipo de festejos era común durante la dictadura stronista.

Enfatizan que el derecho a la objeción de conciencia “es un derecho humano, consagrado en la Constitución nacional y en varios pactos y tratados internacionales firmados y ratificados por el Estado paraguayo”.

Las mencionadas ONG señalan, finalmente, que pese a que nuestro país es signatario de esos pactos, se aprobó la Ley 4013/10 que, para ellas, “impone el servicio civil obligatorio, y que claramente viola artículos constitucionales y el derecho de los jóvenes objetores de conciencia”. Actualmente, existe una acción de inconstitucionalidad contra la Ley 4013 que reglamenta el derecho a la objeción de conciencia.

El Congreso este año aumentó el presupuesto de Defensa de G. 760.000 millones (US$184,2 millones) en el 2010 a G. 1 billón 54.000 millones (US$255,5 millones). Este recurso será utilizado para millonarias adquisiciones de armas en las Fuerzas Armadas, así como la reparación y construcción de nuevos puestos militares en zonas fronterizas chaqueñas, según anunciaron en el gobierno.