La Paz. El Consejo Nacional del Refugiado de Paraguay (Conare) recabará información sobre la situación del suspendido gobernador de la provincia boliviana de Tarija, Mario Cossío, en las oficinas de Naciones Unidas y en la embajada paraguaya en Bolivia, informó Felipe Robertti, representante de la cancillería en la comisión del refugiado. “Con más información vamos a volver a reunirnos en dos semanas”, explicó Robertti, reportó el diario ABC.

El Conare, tras otorgarle refugio provisorio en Paraguay, analiza el pedido de refugio político solicitado por Cossío, quien huyó de Bolivia tras ser suspendido de su cargo a pedido del fiscal Gilbert Muñoz, quien lo acusó de un daño económico de 1,3 millones de bolivianos en la compra de asfalto.

El 30 de diciembre, el Congreso paraguayo, a través de su comisión permanente —que trabajó durante el receso legislativo—, decidió apoyar a Cossío en su trámite de refugiado político. Robertti informó que el suspendido gobernador será convocado para que explique los motivos que le obligaron a huir y recurrir a la figura del refugio en el Paraguay.

“Él ya se reunió con algunos miembros y ahora queremos que estén todos. Después vamos a resolver el pedido del ciudadano boliviano”, explicó la autoridad. El Partido Popular Tekojoja de Paraguay rechazó la petición de asilo del gobernador, por considerar que tiene procesos por corrupción. Otros sectores políticos también se pronunciaron, empero, a favor de Cossío.