Asunción, Andina. El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, sostuvo que continuará impulsando la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a fin de consolidar políticas de desarrollo común en todas las áreas y ofrecer a los habitantes de la región un mejor nivel de calidad de vida.

Luego de asumir la presidencia pro témpore de Unasur, remarcó que trabajará por ratificar y solidificar los principios de soberanía, integridad territorial, respeto a los Derechos Humanos y la paz entre los pueblos.

“Resaltaremos la importancia del proceso de integración, dinamizaremos tareas de grupos de trabajo, a fin de consolidar espacios de trabajo común en distintas áreas: política, económica, social, la educación, la salud y el empleo”, anotó.

Comentó que la firma del Tratado Constitutivo del bloque fue un asunto muy importante para su país, porque “de esa manera pasamos a formar parte del desarrollo de identidad y ciudadanía suramericana”.

Indicó que impulsará un plan estratégico que contribuirá al fortalecimiento de la región en un espacio para el desarrollo y concertación de los pueblos, asumiendo el compromiso en diversas áreas como la educación, salud y el sector energético.

Subrayó que el tratado energético suramericano será el elemento base para garantizar que las energías no renovables sean utilizadas en pro del beneficio de los pueblos, por ello se comprometió a dar el más amplio debate para avanzar en un tratado energético suramericano.

“Esperamos lograr una integración real, que se desarrolle y se viva en nuestros pueblos, fortaleceremos el diálogo, la paz, la búsqueda permanente de la integración y asistiremos a los ciudadanos en situaciones inesperadas como desastres naturales”, añadió.

La primera presidencia temporal de Unasur estuvo a cargo de la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet (2007-2008); luego del mandatario del Ecuador, Rafael Correa Ecuador (2009-2010) y el primer ministro de Guyana, Bharrat Jagdeo (2010-2011).