Paraguay. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, promulgó este martes una ley que permite el bloqueo de los bienes de víctimas de secuestros y familiares, una medida que busca desalentar un delito que creció en el país la última década.

La norma, que limita las operaciones bancarias que los familiares de las víctimas pueden realizar mientras dure el secuestro, instruye además a los organismos de seguridad del Estado como únicos negociadores en caso de plagio.

En adelante, las entidades financieras deben informar sobre toda solicitud de préstamos o retiro de dinero que familiares realicen, bajo pena de una abultada multa.

El asesor jurídico de la presidencia, Emilio Camacho, dijo a periodistas que la normativa, aprobada por el Congreso a finales de mayo, fue firmada por el presidente Fernando Lugo y será publicada este miércoles. "Se firmó hoy (martes) y se publica mañana", dijo Camacho.

La ley fue presentada a finales de 2009 por un senador oficialista y apoyada por el gobierno, pero no fue sancionada entonces debido a que el ganadero Fidel Zavala se encontraba secuestrado. Zavala estuvo tres meses en cautiverio y fue liberado tras el pago de un rescate de unos US$600.000.

El gobierno de Lugo enfrenta la presión del Congreso de mayoría opositora para mejorar la situación de la seguridad en el país, especialmente en la zona norte donde opera el grupo armado conocido como Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que sería responsable del secuestro de Zavala.

Lugo declaró en mayo un estado de excepción en la zona norte por 30 días, para intensificar las operaciones de búsqueda del EPP, que concluyó sin la captura de los principales cabecillas del grupo.