El Consejo Nacional de Refugiados (Conare) de Paraguay desestimó el pedido del Gobierno boliviano y ratificó el refugio político al gobernador suspendido de Tarija, Mario Cossío. La decisión fue calificada como “lamentable” por el gobierno de Evo Morales, aunque descartan que vaya a afectar la relación con la administración de Fernando Lugo.

Además de ratificar el estatus a Cossío, la Conare oficializó el refugio a cuatro miembros de la familia del suspendido gobernador —su esposa, sus dos hijas y uno de sus yernos— y a su exasesor político Rubén Ardaya. La noticia fue confirmada por el diputado paraguayo Daniel Fleitas, quien es miembro del plenario de la Conare, reportó Afp.

Cossío huyó de Bolivia en diciembre de 2010, poco después de que la Asamblea Legislativa de Tarija, controlada por el partido del presidente Evo Morales, diera curso al pedido fiscal de suspensión de la autoridad, acusada de malversar 13 millones de bolivianos (US$1,8 millón).

Una vez en el vecino país, solicitó refugio alegando persecución política; el 18 de enero del 2011 se aceptó su pedido. La ministra de Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, viajó hasta Asunción para informar que Cossío tenía un proceso legal y que no existía ninguna persecución política. Se buscó la revisión y anulación de la protección.

El diputado Fleitas afirmó que la ratificación del refugio equivale al rechazo del pedido de revocatoria de las autoridades bolivianas. El ministro de Información, Iván Canelas, lamentó la decisión de la Conare, pero afirmó que ello no afectará las relaciones bilaterales.

El primer gobernador suspendido

Mario Cossío se constituyó en el primer gobernador suspendido por el artículo 144 de la Ley de Autonomías, que prevé la suspensión a sola acusación fiscal. Tiene denuncias por más de $us 39 millones.

Canelas lamenta la decisión. El ministro de Comunicación, Iván Canelas, lamentó la decisión del Consejo Nacional de Refugiados (Conare) de Paraguay sobre el estatus de refugiado político del gobernador suspendido de Tarija, Mario Cossío. “Lamentamos que estén protegiendo a una persona que en Bolivia ha sido denunciada por corrupción”, afirmó en rueda de prensa.

Canelas aclaró que esta decisión no afectará la relación bilateral. “Las relaciones con los hermanos paraguayos son buenas. Ustedes han podido ver el cariño que se tienen los presidentes Fernando Lugo y Evo Morales”, manifestó. El Conare ratificó el refugio político a Cossío, que fue observado por el gobierno de Morales en enero del 2011.

Por otro lado, Canelas lamentó que el Conare de Paraguay haya oficializado el refugio político a familiares de Cossío y al exfuncionario de la Gobernación de Tarija, Rubén Ardaya. “No existe justificativo, a no ser que se sientan culpables”, dijo. Entre varias denuncias, Cossío debe responder por la compra presuntamente irregular de asfalto.