Asunción. El presidente de Paraguay, Federico Franco, aseguró que el país promoverá las acciones que correspondan ante el amparo del derecho, a raíz de la suspensión política que decidió el Mercosur al nuevo gobierno paraguayo.

“El gobierno promoverá las acciones al amparo de los derechos internacionales”, aseguró el presidente Franco durante su informe de gestión ante el Congreso Nacional. Ello será para revisar la suspensión que aplicó el Mercosur al país.

La misma situación se aplicará a la decisión similar tomada por la Unasur.

El mandatario paraguayo aseguró que ninguna fuerza extranjera parará el rumbo que tomó el país, aunque aclaró que se respetará el derecho internacional.

Este viernes los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, durante una cumbre en Mendoza, suspendieron a Paraguay por la destitución de Fernando Lugo. La sanción será hasta que exista un presidente electo.

Apoyo. El mandatario aseguró que se siente apoyado por seis millones de paraguayos en el país y por los tres millones que se encuentran en el exterior.

Refirió también que tiene el apoyo del Congreso, del Poder Judicial, la Justicia Electoral, la iglesia Católica y toda la ciudadanía en general.

“Nuestro mayor desafío es ordenar la casa y entregarlo al presidente que sea electo el 21 de abril”, expresó Franco. Acotó que “nos une el amor a la patria y nuestra América, nos une el deseo que las calles sea para la gente y la cárcel el destino para los delincuentes”.

Franco hizo su informe de gestión pero no habló de obras realizadas, ya que hace apenas once días ejerce el cargo de mandatario en el Paraguay, tras la destitución de Fernando Lugo.