París. Francia advirtió este jueves a México que una decisión de mantener a Florence Cassez en una prisión mexicana por su participación en un secuestro, hecho que ella niega, pesaría en las relaciones bilaterales.

La ministra de Relaciones Exteriores, Michele Alliot-Marie, dijo que el rechazo a una apelación que buscaba la liberación de Cassez fue una "negación de justicia".

Cassez, de 36 años, ha cumplido cinco años de una sentencia a 60 años en prisión, luego de que fue arrestada en 2005 con su novio mexicano en una dramática redada policial -de la que se realizó una controvertida reconstitución para las cámaras de televisión- en un rancho donde tres personas, incluida una niña permanecían como rehenes.

Ella negó cualquier participación en el secuestro y recibió la compasión de gran parte de Francia luego de que fue condenada a 96 años en prisión en un caso que ha capturado la atención de los medios franceses.

Su condena fue reducida a 60 años después de que el presidente Nicolas Sarkozy, quien habló con ella por teléfono, abordó el caso con el presidente mexicano Felipe Calderón durante una visita en 2009.

"Estoy horrorizada con la decisión de la corte de apoyar el fallo del juez sobre Florence Cassez", dijo Alliot-Marie en un comunicado.

"Esta decisión pesará en nuestras relaciones bilaterales", agregó.

El secuestro prolifera en México, un país golpeado por la violencia del narcotráfico y grupos criminales organizados, y las víctimas suelen ser asesinadas, aún después de que se pagan los rescates.

El abogado de Cassez en México, Agustín Acosta, dijo que el próximo paso podría ser la Corte Internacional de Derechos Humanos.

"Obviamente ella está muy afectada, muy preocupada, la extensión de su sentencia pesa más con el tiempo. Yo también estoy muy decepcionado, pero estoy en la calle", dijo.

Alliot-Marie, quien ha enfrentado llamados para que renuncie luego de una serie de errores, dijo que Francia haría todo lo posible por lograr la liberación de Cassez.