El estado de excepción decretado por el presidente Fernando Lugo y que terminó este domingo, ya tiene sus primeras críticas. El diputado Carlos Soler sostuvo que la medida presidencial no tuvo los resultados esperados y afirmó que, de acuerdo a su criterio, los resultados fueron negativos.

De acuerdo a ABC, el parlamentario sostuvo que la captura de los cabecillas del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) fue un absoluto fracaso y agregó que “analizaremos y evaluaremos si valió la pena”.

La medida constitucional buscaba detener a los miembros del grupo insurgente debido al asesinato de cuatro personas en la zona de Arroyito, Concepción. El crimen está atribuido al EPP, que también enfrenta acusaciones de cometer secuestros y otros crímenes.

El diputado Soler declaró que el congreso paraguayo se divide en dos grupos de parlamentarios: los que quieren que continúe la medida (estado de excepción) en algunos departamentos y los que exigen que no se extienda.