Legisladores chilenos criticaron este viernes al presidente Evo Morales por pedir a Chile que presentara una propuesta concreta, en el marco de la Organización de Estados Americanos, por la salida al mar.

El mandatario boliviano dijo este jueves en un acto por la celebración del aniversario de las Fuerzas Armadas que si el gobierno vecino país "tanto se habla del diálogo, que presente una propuesta concreta en el marco de resoluciones de la OEA, para que se inicie formalmente un proceso de negociación para que Bolivia acceda con soberanía al Pacífico".

Este viernes, diputados oficialistas consideraron que Morales está "metido en un zapato chino", porque se dio cuenta que jurídicamente no "tiene ninguna opción" demandando a Chile para obtener una salida al mar, coincidieron los diputados de derecha miembros de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, José Manuel Edwards, de Renovación Nacional, y Mónica Zalaquett, de Unión Democrática Independiente, ambos (UDI).

"Actitud desesperada". A juicio de los parlamentarios, las declaraciones de Morales se deben a que "no es claro" que exista algún tribunal con jurisdicción al que puedan acudir para revisar el tratado de 1904, que fijó los límites entre Chile y Bolivia.

"Bolivia tiene que optar: o se sienta a la mesa de negociaciones con Chile, tratando de reconstruir confianzas -seriamente dañadas- para buscar soluciones conjuntas, o podrá seguir su camino de agresividad, en donde no recibirá nada de parte de Chile, porque nuestro país no tiene ninguna deuda pendiente". Senador Hernán Larraín.

A criterio de los legisladores, citados por La Tercera de Chile, la reacción de Morales de citar las resoluciones de la OEA refleja una "actitud desesperada".

Además, Edwards y Zalaquett rechazaron la posibilidad de que Chile presente una propuesta de salida al mar, y afirmaron que Morales "se tiene que acordar que él fue el que tiro por la borda la agenda de los 13 puntos".

"Valoramos que se haya dado cuenta que la única opción es el diálogo bilateral propuesta siempre por el Estado de Chile", dijeron a La Tercera.

Confusión. El diputado Jorge Tarud, del Partido Por la Democracia (PPD), también de la comisión de Relaciones Exteriores, aseguró que el gobernante boliviano "está absolutamente confundido".

"Yo quiero rechazar ese emplazamiento. El no puede esperar de que Chile le haga una propuesta de soberanía", comentó.

Según Tarud, es posible avanzar hacia "una solución que sea efectiva, que sea real, que sea concreta, pero sin la cesión de soberanía, por lo que la insistencia de Evo Morales en este aspecto es absolutamente negativa".

El senador chileno de la UDI Hernán Larraín, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta fue más crítico y aseguró que en caso de que Bolivia siga el camino "de agresividad" que eligió, no conseguirá nada.

"Bolivia tiene que optar: o se sienta a la mesa de negociaciones con Chile, tratando de reconstruir confianzas -seriamente dañadas- para buscar soluciones conjuntas, o podrá seguir su camino de agresividad, en donde no recibirá nada de parte de Chile, porque nuestro país no tiene ninguna deuda pendiente", según La Tercera.

Carrera armamentista. Durante su discurso, el presidente Morales además negó que el Tratado de 1904 hubiera garantizado la paz entre ambos países, tal como el fin de semana señaló su homólogo chileno Sebastián Piñera, durante su informe de gestión ante el Congreso de su país.

"Por el contrario, Chile se ha dedicado al armamentismo militar en la región. Si el Tratado de 1904 trajo paz, ¿por qué la escalada armamentista constante?", preguntó, en un discurso que, como en pocas ocasiones, leyó.

El senador Larraín refutó los dichos de Morales y aseguró que su país "no tiene más armas que le permitan la disuasión y la seguridad de nuestra nación, es decir, Evo Morales está dañando cada vez más la confianza que debe reinar entre países que necesitan la integración y, probablemente, eso se debe a que el apoyo popular que tiene es menor".

"No podemos depender, en relaciones de Estados, de la popularidad del gobierno de Bolivia. Eso no es serio e impide tener relaciones estables", agregó.