El subjefe de bancada del MAS en el Senado, Eugenio Rojas, reprochó la posición del Mandatario chileno y sugirió que, en este caso, la demanda marítima sea abordada en tribunales internacionales y que los 12 restantes puntos de la agenda bilateral sean negociados bilateralmente.

“No vamos a abandonar el diálogo binacional, hay otros temas por resolver y no sólo es el tema marítimo. Bolivia no va a retroceder en plantear la denuncia ante tribunales internacionales y si Chile quiere dialogar incluyendo la soberanía, podemos dialogar, pero ellos no plantean eso, y por eso acudimos a tribunales internacionales”, afirmó Rojas.

Recordó que, por ejemplo, existe un preacuerdo en el tema Silala. “Es un punto donde no debemos retroceder. Ese diálogo debe continuar para que Chile pague por el uso de esas aguas”, señaló.

De igual forma, el diputado opositor Franz Choque, aunque criticó la posición gubernamental de acudir a instancias internacionales, sugirió que los otros puntos de la agenda continúen en debate bilateral.

“El acudir a tribunales internacionales es una medida improvisada y poco meditada. Sin embargo, el tema marítimo, que en los siguientes años sería resuelto en tribunales, no debe aplazar la negociación de los otros 12 puntos, ya que el resto de la agenda, como por ejemplo el tema Silala y del río Lauca, deben ser negociados bilateralmente”, insistió Choque.

En Chile, el titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Marcelo Díaz (PS), abrió la posibilidad de excluir el tema de la demanda marítima de la agenda y solamente negociar los restantes 12 puntos.

“Si Bolivia decide acudir a tribunales, seguirían habiendo conversaciones, pero no puede haber agenda de 13 puntos o del punto en particular (marítimo) bilateralmente cuando se está buscando una estrategia de esta naturaleza”, reclamó Díaz.

El diputado indígena Jorge Medina (MAS) dijo que el tema marítimo debe ser resuelto en tribunales internacionales ante la falta de propuestas concretas de Chile. “El hecho de asistir a instancias internacionales sobre el tema del mar es una decisión soberana, nacional, de todos los bolivianos, no-sotros vamos a seguir en la denuncia internacional de manera pacífica para lograr nuestro objetivo”.

Javier Zavaleta, diputado del Movimiento Sin Miedo (MSM), dijo que la demanda marítima es trabajada desde “hace varios meses” por el cónsul general de Bolivia en Santiago, Walker San Miguel, y otros actores de la Cancillería.

“Este tema se lo viene trabajando desde hace varios meses, a partir del trabajo que ha hecho el cónsul (San Miguel), el trabajo que ha hecho la Cancillería y otros abogados que ya han estado trabajando en eso”, reveló Zavaleta.

Asamblea convoca al Canciller para el 7. El canciller David Choquehuanca acudirá este jueves ante la Asamblea para explicar el giro en la política marítima, informó el vicepresidente Álvaro García. También defendió la postura del presidente Evo Morales, quien el sábado calificó como ignorancia las posturas en Chile que cierran el diálogo marítimo con soberanía.

“Las palabras del Presidente siempre han sido bien reflexionadas... y vamos a respetarlas y defenderlas”, afirmó. Añadió que se verá en qué momento se tomarán decisiones sobre la creación y formación de la Dirección de Reivindicación Marítima. El Canciller hablará sobre el mar en el marco de una interpelación planteada por la oposición.