Ciudad de México. Parlamentarios de México y Cuba condenaron enérgicamente este sábado el muro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó construir en la frontera común.

En el marco de la XVI Reunión Interparlamentaria México-Cuba, las dos delegaciones expresaron que el muro representa un acto de hostilidad contra los países de América Latina y el Caribe.

En su primera semana en la Casa Blanca, Trump firmó una orden ejecutiva para construir el muro en la frontera de 3.200 kilómetros con la intención de frenar la migración de mexicanos y centroamericanos sin papeles.

Tras firmar una declaración conjunta, los parlamentarios de ambas delegaciones se pronunciaron a favor de una solución pacífica y por el pleno respeto al derecho internacional.

Gómez del Campo, también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de América Latina y el Caribe del Senado, remarcó que la declaración conjunta, producto del encuentro celebrado en Mérida, capital del estado de Yucatán, muestra la fructífera relación entre México y Cuba.

La diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) y presidenta del Grupo de Amistad México-Cuba, Maricela Contreras, destacó que la delegación cubana expresó su "absoluta solidaridad y respaldo" a México.

"Gracias por rechazar la construcción del muro que representa un acto de hostilidad contra los países de América Latina y el Caribe. Gracias por su solidaridad y respaldo", añadió la senadora por el Partido Acción Nacional (PAN, derecha), Mariana Gómez del Campo.

Gómez del Campo, también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de América Latina y el Caribe del Senado, remarcó que la declaración conjunta, producto del encuentro celebrado en Mérida, capital del estado de Yucatán, muestra la fructífera relación entre México y Cuba.

Los parlamentarios mexicanos se manifestaron, a su vez, contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla desde 1962, enfatizando que causa "daños cuantiosos e injustificables".

Llamaron respetuosamente al Congreso de Estados Unidos para que promueva el cumplimiento de las resoluciones aprobadas por la Asamblea General de Naciones Unidas al respecto, con el objeto de que se ponga fin a una política que calificaron de genocida hacia el pueblo cubano.

El diputado presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Esteban Lazo, afirmó que el contexto lleva a que los dos países estén más unidos y pidió trabajar en la resolución del acuerdo aprobado en la Quinta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en enero pasado en República Dominicana.

"Hemos condenado las amenazas que el presidente de Estados Unidos lanzó contra México porque no sólo es a este país, sino contra todos los de América Latina", sostuvo el líder del parlamento cubano.