El parlamento boliviano se apresta a redactar una ley para consultar a los indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) sobre la construcción de una controvertida ruta que atraviese ese parque, que oficialistas y opositores evaluaron como constitucional.

“Este es un tema totalmente constitucional, se debe consultar qué cosa es lo que proponen ellos, como habitantes del lugar, como (pueblos) originarios, incluye la construcción de carreteras, saneamiento básico, entre otros temas, los indígenas que viven allá tienen que decidir su futuro”, señaló el diputado del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) Eleuterio Guzmán, citado por la agencia estatal ABI.

El legislador dijo que en las próximas horas se conocerán los aspectos que contendrá la nueva Ley de Consulta Previa y se definirán sus alcances para que sea aplicada en las comunidades del Tipnis.

Por su parte, los pobladores e indígenas de San Ignacio de Moxos demandaron este lunes ser incluidos en esa consulta sobre la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que se perfila en la comisión de legisladores y corregidores de 37 comunidades del Tipnis que marcharon 44 días hasta La Paz, para reclamar esa obra.

Esa marcha sucedió a otra de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), que rechazó en octubre pasado la construcción de esa ruta y logró imponer el carácter de “intangible” de la reserva natural del Tipnis.

Por su parte, el diputado oficialista Galo Bonifaz sostuvo que la norma para realizar la consulta, una vez presentada a la opinión pública, ingresará a la Comisión Mixta de Senadores y Diputados, creada para este fin, para que posteriormente sea aprobada en el pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (parlamento) de Bolivia.

“La Comisión Mixta hará observaciones a la propuesta, luego pasará un informe al plenario de la Asamblea y calculamos que el jueves o viernes sea aprobada”, indicó.

En tanto, el diputado Carlos Subirana, de la opositora Convergencia Nacional, reconoció que la propuesta de consulta previa sí es constitucional, pero aseguró que ella no contará con la legitimidad necesaria para ser aplicada.

“Si la consulta previa es aprobada por la Asamblea no es inconstitucional, pero políticamente está a destiempo, tendrá poca legitimidad; la consulta previa debía hacerse antes de la construcción de la carretera y aquí les quieren consultar a los indígenas con la carretera encima, yo creo que no vamos a avanzar si hacemos y deshacemos algo”, señaló.

Una comisión compuesta por las presidentas de las cámaras de Senadores y Diputados, Gabriela Montaño y Rebeca Delgado, respectivamente, y los corregidores de Consejo Indígena del Sur (Conisur) mantuvieron el fin de semana intensas reuniones para viabilizar el proyecto de ley sobre la consulta previa, que consta de once artículos.