Islamabad.  El Parlamento de Pakistán condenó el sábado el operativo de Estados Unidos que mató Osama bin Laden, pidió una revisión de los lazos con Washington y dijo que podría cortar las rutas de suministro a las fuerzas extranjeras en Afganistán si hay más incursiones de ese tipo.

El jefe de inteligencia de Pakistán fue citado cuando dijo que estaba dispuesto a dimitir por el caso de bin Laden, que ha avergonzado al país y generó sospechas de que los agentes de pakistaníes sabían donde se escondía el líder de Al Qaeda.

El viernes, dos suicidas atacaron una academia paramilitar en una ciudad del noroeste del país, matando a 80 personas, en un hecho declarado por talibanes pakistaníes como el primer acto de venganza por la muerte de bin Laden el 2 de mayo.

La incursión secreta de Estados Unidos en el refugio de bin Laden en Abbottabad, a 50 kilómetros al norte de Islamabad, tensó las ya difíciles relaciones de Washington e Islamabad.

También provocó la crítica interior contra el gobierno y el Ejército, en parte porque nin Laden había permanecido oculto por años en Pakistán, pero también por el fracaso para detectar y frenar la operación de Estados Unidos para capturarlo.

"El Parlamento (...) condena la acción unilateral en Abbottabad que constituye una violación de la soberanía de Pakistán", dijo en una resolución tras la comparecencia de los funcionarios de seguridad en el organismo legislativo.

Pakistán describe como absurdas las insinuaciones de que las autoridades sabían del escondite de bin Laden dentro de un complejo de altos muros muy cerca de la principal academia militar del país.

El gobierno de Estados Unidos no ha acusado a Pakistán de complicidad para esconder a bin Laden, pero dijo que debe haber existido algún tipo de red de apoyo, la que desea descubrir.

El senador estadounidense John Kerry dijo que Estados Unidos quería que Pakistán sea un "verdadero" aliado para combatir a la militancia islámica, pero que había serios cuestionamientos a sus relaciones.

"Pero no estamos intentando que la relación se quiebre, estamos tratando de encontrar una forma de reforzarla", dijo Kerry, un demócrata cercano al Gobierno de Barack Obama que preside la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, a periodistas en Afganistán.

Kerry tiene previsto realizar una visita a Pakistán en los próximos días.

Miembros de las dos cámaras del Parlamento pakistaní dijeron que el gobierno debía revisar sus lazos con Washington para salvaguardar los intereses nacionales de Pakistán y también pidieron el fin de los ataques estadounidenses contra militantes con sus aviones no pilotados.

Además, solicitaron que una comisión independiente investigue la muerte de bin Laden.