Puerto Príncipe. El presidente de la Asamblea Nacional haitiana, Dieuseul Simon Desras, convocó de manera extraordinaria a los representantes del Parlamento para el 5 de enero para decidir si ratifica el reciente nombramiento del primer ministro, Evans Paul, y su política estratégica, entre otros temas.

El pasado 26 de diciembre, el presidente haitiano, Michel Martelly, nombró primer ministro a Paul, miembro de la oposición moderada, con el fin de formar un nuevo gobierno, tras la renuncia del anterior jefe de gabinete, Laurent Lamothe, quien dejó el cargo en medio de la crisis política que vive el país agitada por la oposición, que pedía en las calles su dimisión y la del jefe de Estado, así como la celebración de elecciones.

La decisión del nombramiento de Paul fue tomada previa consulta con los presidentes del Senado, Dieuseul Simon Desras, y de la Cámara de Diputados, Stevenson Jacques Thimoléon, pero su nominación y política general aún deben ser ratificadas por el Parlamento bicameral haitiano.

Las diferencias entre el Ejecutivo y el Legislativo han aplazado en los últimos años las elecciones municipales y legislativas, la última vez el pasado 26 de octubre, sin fijarse una fecha nueva, y el mandato de dos tercios del Senado y de todos los miembros de la Cámara de Diputados debía llegar a su fin el próximo 12 de enero.

No obstante, en medio de la intensa crisis política en la que está sumido Haití, los representantes de los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) firmaron un pacto para prorrogar el mandato del Parlamento.

A partir del lunes, 5 de enero, tendrán sólo siete días antes de la fecha de vencimiento del acuerdo tripartito para llevar a cabo los compromisos asumidos por los tres poderes.

Con la firma de este acuerdo los legisladores se comprometieron, entre otras cosas, a votar la ley electoral antes del 12 enero de 2015, bloqueada hasta ahora en el Senado, lo que según el gobierno impide la celebración de las elecciones.

Según lo pactado, en el caso de incumplimiento de cualquiera de los puntos, el acuerdo pasará a ser nulo y el artículo 7 del mismo da el poder a Martelly para actuar en consecuencia.

Simon Dieuseul Desras indicó en la convocatoria enviada a los legisladores ayer que recibió el mensaje del presidente haitiano de convocar a la Asamblea Nacional para el sábado, 3 de enero, sin embargo dada la falta de disponibilidad de varios partidos parlamentarios, se decidió organizar la sesión especial el lunes, 5 de enero, a las 11.00 de la mañana (16.00 GMT).