Este miércoles y jueves se lleva a cabo un paro de 48 horas de cirujanos y anestesistas, que afectará el funcionamiento de las policlínicas y de todos los hospitales de ASSE. Los únicos servicios que trabajarán con normalidad serán las urgencias, emergencias y coordinaciones oncológicas.

La medida tiene lugar luego del paro de 24 horas que los especialistas realizaron el martes de la semana pasada.

El Sindicato de Anestésico Quirúrgicos del Uruguay (SAQ) se quejan por “los incumplimiento de ASSE” y “la falta de voluntad para resolver” sus planteos, señaló el comunicado que se emitió la semana pasada anunciando la medida.

Entre otras cosas, los especialistas reclaman la regularización de los contratos y el pago de nocturnidad, asuntos que motivaron un conflicto también el año pasado, que terminó con un acuerdo firmado en setiembre. Además denuncian la falta de personal y de material en algunos hospitales.

“Desde febrero estamos pidiendo una reunión con la ministra de Salud Pública y nadie nos ha llamado. Lo que nos llama la atención es que con los hechos recientes, como el ocurrido en Paso de los Toros, en ASSE no hay preocupación por la situación que se vive en los hospitales”, dijo José Vera, integrante del SAQ, al tiempo que se preguntó: “¿Es necesario exponerse a esta situación nuevamente?”.

Según los datos recogidos por las SAQ el paro de la semana pasado tuvo un alto nivel de acatamiento, más que nada en el área metropolitana (Montevideo, Canelones, Las Piedras), donde se operaron 23 pacientes en total. En tanto, en todo el territorio nacional se realizaron solo 84 cirugías de coordinación (en su mayoría impotergables) y se suspendieron unas 75. “El promedio nacional de intervenciones por centro fue de 2.2. En una decena no se opero ningún paciente”, señala el texto, que agrega que el promedio de intervenciones de coordinación es de 155 por día (67.000 por año).

Por su parte, la gerente general de ASSE, Alicia Ferreira manifestó el martes pasado que solo se habían suspendido 35 intervenciones.