Sao Paulo. El senador y líder del PMDB, Jader Barbalho, dijo este domingo que su partido no debe conformarse con sólo mantener la vicepresidencia ante un eventual triunfo de la candidata de su coalicion, Dilma Rousseff, sino que debe trabajar desde ya para que uno de sus correligionarios llegue a la presidencia de Brasil en las próximas elecciones de 2014.

Barbalho dijo que votó por Dilma y que espera en un eventual gobierno de su conglomerado que se avance en la creación de empleo, las reformas que el país necesita e invertir más en infraestructura, según citó O'Globo.

Pero agregó que su partido no puede ser un mero acompañante de estos procesos.

"El PMDB tiene que preocuparse de no ser un mero apéndice de la política brasileña (...) Tenemos que revisar su papel", planteó el político, agregando que a su juicio la colectivida ha jugado dicho rol en todos los goibiernos en que ha actuado como aliado, lo que incluye los mandatos de Luis Henrique Cardoso y Lula Da Silva.

Barbalho llamó a su partido a prepararse desde ya para pensar en las próximas elecciones presidenciales.

"Tenemos que estar preparados para examinar las circunstancias de la época. ¿Quién puede prever lo que puede suceder. Debemos estar prestos a ocupar nuestro espacio teniendo en consideración nuestro tamaño e importancia", analizó.